Por Laura Silva
11 septiembre, 2014

Había tenido algunas relaciones serias antes de conocer a mi prometido. Un par de ellas duraron unos años. Pensé que era una adulta; pensé que sabía cómo era ser una buena novia. Conocer a alguien con quien tuve una conexión seria me enseñó  que nada de lo que había experimentado antes era real. El amor real se siente muy diferente a las relaciones casuales – aún cuando esas relaciones hayan durado años (con frecuencia ¡más que lo que su fecha de vencimiento decía!). Cuando eres parte de una buena relación, aprendes muchas cosas. Actúas en forma diferente; te sientes como parte de un equipo, no como un individuo abriéndose paso por el mundo.  Eres más comprensiva y aceptas mucho más a tu pareja en vez de sentirte frustrada, tal y como te sentiste en tus relaciones pasadas.

When-You-Are-In-A-Good-Relationship

1. Los malos entendidos son inevitables.

Seguramente habrá malos entendidos. Si interpretaste las palabras de tu pareja de una cierta manera, y luego te diste cuenta que de que significaban algo totalmente diferente, no lo castigues. Déjalas ir. Trayéndolas a colación todo el tiempo lo único que lograrás es lastimar la relación y tarde o temprano ser la causa de problemas de comunicación. Algunas veces lo que dices se interpretará de manera incorrecta y seguramente te sentirás frustrada y creerás que tu pareja no entiende. Tómate tu tiempo y date cuenta de que no es realmente un problema. Los malos entendidos son para guardarlos debajo de la alfombra cuando son insignificantes. Se convierten en problemas, solamente si los dejas crecer y le das más significado del que tienen en el ámbito de tu relación. Relájate y perdona los malos entendidos.

2. Aprende a confiar en  tu pareja.

Debes confiar en tu pareja. ¿Por qué compartirías tu vida con alguien que crees que está haciendo algo mal cada vez que te das vuelta? Si no confías en tu pareja y crees que es fiel, honesto, cariñoso o cualquier otra cosa, entonces no tienes una buena relación. Las mejores relaciones comienzan con una confianza profunda, y aún si surgen problemas (¡y seguramente surgirán!), la confianza debe ser suficientemente fuerte para mantenerlos juntos.

3. Permítanse extrañarse.

¡Están enamorados, por lo tanto quieren estar juntos todo el tiempo! Es tan divertido abrazarse todo la noche y estar juntos todo el día, pero… ¿Cuándo tendrás tiempo para experimentar otras cosas? Cuando asisten a diferentes  escuelas o lugares de trabajo, experimentarán cosas que les permitirán tener algo de qué hablar más tarde. Cuando sales con tus amigas y tu pareja pasa tiempo con los suyos, tienen tiempo propio y eso es refrescante. Tienen la posibilidad de extrañarse mutuamente, y eso ayuda a entender realmente el valor de la relación. Extrañar a alguien es importante, ya que reencontrarse con esa persona te hace sentir feliz y segura de tu relación.

4. Fomenta el crecimiento y el cambio.

En una buena relación, ambas partes deben fomentar el crecimiento y el cambio. Tienes solamente una vida para vivir y la debes explorar completamente. Si quieres dejar tu trabajo y volver a la escuela, tu pareja debería aceptarlo. Si quieres intentar algo nuevo o volver a hacer algo que hacías, debes encontrar sostén en tu relación. Y a cambio también debes brindar ese apoyo. Alienta a tu pareja a que explore nuevos hobbies e intereses y que conozca nueva gente. Si lo que quieres es que tu pareja permanezca siempre igual, tendrán una vida muy aburrida.

5. Hacer concesiones no te hace débil.

Hacer concesiones no significa rendirse. No significa que perdiste la batalla. En realidad, significa lo opuesto. ¿Sabes cuán difícil es comprometerse a veces? Quieres que las cosas se hagan a tu modo ya que es la manera en que parecen estar bien hechas y tienen sentido para ti. Tu pareja parece estar descolocado con sus sugerencias. Retrocede unos pasos y analiza sus argumentos diplomáticamente. ¿Cuál es la conclusión lógica? Si tu pareja está en lo correcto, no dudes en reconocerlo. Acepta su propuesta o traten de modificar ambas. Lo que es importante no es que las cosas se hagan a tu modo, sino seguir en la relación y ayudarla a crecer. El compromiso definitivamente ayudará a que tu relación crezca.

6. Admite tus debilidades.

Tu pareja no espera que seas un superhéroe, y con suerte tú tampoco debes  esperar eso de tu pareja. Somos humanos, todos tenemos nuestras fallas. Es bueno que se vean. En realidad, para tener una relación estable y seria, es necesario que las debilidades sean visibles. Tu pareja será más sensible con las cosas que te molestan y puede ayudarte a construir cosas en áreas en las que necesitas ayuda.

7. Algunas veces solamente es posible aceptar las cosas y no tratar de arreglarlas.

La gente generalmente tiene antecedentes. Tú y tu pareja también. ¿Puedes ir hacia atrás y borrarlos? Definitivamente no. Los llevarás contigo siempre y debes aprender a lidiar con ellos. Algunas cosas son más fáciles de superar que otras, pero la realidad es que algunas veces hay cosas que no se pueden arreglar. Es necesario que las aceptes, las superes y sigas tu camino. De otra manera la relación empezará a desarmarse.

8. Perdona rápidamente y de verdad.

Cada vez que tengan una pelea, no te preocupes acerca de quién gana y quién pierde. Aprende de la pelea, de lo que se dijo y de lo que se hizo para resolverla. Una vez que hayas aprendido de esa pelea, puedes usarlo en tu relación para evitar problemas futuros.  Todo bien, pero no todo se termina ahí. ¡Tienes que perdonar a tu pareja! Tienes que perdonarte a ti misma. La pelea terminó, la superaron, ahora hay que dejarla ir. Nunca te aferres a cualquier cosa que te ponga en contra de tu pareja porque el resentimiento crecerá hasta obligarte a no querer estar más con él.

9. Nunca esperes nada.

No esperes que tu pareja te lea la mente, o te traiga el desayuno a la cama o que se ofrezca a lavar los platos. No va a pasar. No se puede esperar nada de nadie – si quieres algo, es necesario que lo hagas saber. Comunícate. Estate segura de que tu pareja sepa lo que esperas de la relación, así como también cuáles son tus opiniones acerca de varios temas. Esto hará que actúen en forma considerada hacia ti, pero aún así – ¡No esperes nada!

10. Muestras tus sentimientos.

Lo peor que puedes hacer en una relación es jugar. No coquetees con tu pareja; no recompenses las buenas acciones con amor y afecto. Debe estar segura de que tu pareja siempre se sienta amada. Puede estar feliz o enojada con él – no importa- simplemente necesitan sentirse amados. También es necesario que sepan lo que sientes en ese momento. Asegúrate de mostrar tus sentimientos de forma tal que no se malinterpreten.

Original

Puede interesarte