Por Carolina Mila
16 enero, 2015

Este artículo fue escrito originalmente por Jenny Isenman para Scary Mommy.

Desde el momento en que traes a un hijo hombre al mundo, comienzas a pensar en cuando te dejará. Así es. Sabes que un día te dejará por otra mujer—a pesar de que te pedirá matrimonio durante toda su niñez, y te dirá que eres la única mujer para él.

Mentiroso. 

Ya estás bastante segura de que la mujer que se case con el probablemente te resienta un poco por ser tan genial. Y tú estás apostando que ella hará todo lo posible para romper el lazo entre tú y tu dulce príncipe. Las mujeres dicen que es bueno casarse con hijos de mamá, pero no quieren realmente lidiar con la parte de la mamá.

¡Golfas!

Mi marido me ha dicho una y otra vez que corte el cordón… ¡de ninguna jodida manera! Estoy esperando a que esa cosa se pudra y se caiga. Quiero decir, ¿por cuánto tiempo más me irá a decir “Te quiero” cuando pasa por la puerta, o me abrace en frente de sus amigos, o me pida que me acueste con él en la noche? Francamente, no sé, pero no seré yo quien lo detenga.

acuerdoprenupcial2

Si tiene 40 y quiere que me acueste con él y le rasque los brazos, yo diré “muévete Megan,” o cualquiera sea el nombre de su poco apreciativa esposa, ladrona de hijos.

Seamos honestas: ahora puede tener solo 5 años, pero antes de que lo sepamos, estará afeitándose, y manejando, y luego nos dejará para ir a la universidad a algún lugar frío. Luego se casará y se mudarán para estar cerca de la madre de ella, porque eso es lo que las mujeres hacen que los hombres hagan: ¡mudarse más cerca de sus madres! Luego él será padre, y luego una vacaciones recibiremos una llamada de “esposita” para cancelar nuestros planes juntos. Luego tratará de compensarnos mandando uno de esos canastos de regalo llenos de peras, porque recuerda que nos encantan las peras, pero estas estarán magulladas, como nuestros corazones.

No, no podemos ir por ese camino. Tenemos que defendernos en contra de las ladronas de hijos de inmediato.

Haremos que esas Jezabeles paguen…no, ¡que firmen! Sí, un contrato para que nosotras tengamos y ellas firmen, además del acuerdo prenupcial. Así es, como cuando usamos el WiFi de Starbucks, ellas tendrás que aceptar nuestros términos.

Este es un acuerdo de suegra, y va así…

bebecitos4

1. Halagaré la cocina, la decoración, y más importante, la increíble manera en que mi suegra ha criado a su hijo, mi marido.

2. Me maravillaré ante la belleza y piel increíblemente joven de mi suegra cada vez que la vea.

3. Reconoceré que el hijo de mi suegra solo me ha sido prestado para poder crear nietos, que probablemente se parecerán a ella y tendrán sus maravillosas virtudes, los cuáles mencionaré en nuestras conversaciones, muy seguido y fervientemente.

4. Le recordaré a mi marido llamar a mi suegra cara día, diciendo, “¿le has dicho a tu madre que la amas, hoy? Deberías hacerlo, ella es increíble.” Además, utilizaré frases como estas:.

         “¡Esa increíble mujer que te crió! Deberías llamarla y agradecerle…otra vez.”
         “Nunca podrás agradecerle lo suficiente.”
         “Vamos para allá a agradecerle en persona.”
         “Deberíamos llevarle un regalo cuando vayamos.”
         “Ella merece tantos regalos.”
         “Llevémosla de vacaciones con nosotros.”
         “Y comprémosle otro regalo.”
         “Quizás un precioso relicario con fotos tuyas y de nuestros niños.”
         “No, yo no necesito estar en las fotos; ella no me crió a mí…desafortunadamente.”

5. Le diré a otras mujeres que sus suegras no son tan fabulosas como la mía, y estaré dispuesta a discutir en caso de que alguna de ellas esté en desacuerdo.

6. Llevaré a mi suegra a su cita semanal a la peluquería, y sus compras a Loehmann’s, cuando su edad lo requiera.

7. Pasaré todas las vacaciones con la familia de mi marido, porque son tan increíbles y amorosos, y me doy cuenta de lo malos que son mis parientes en comparación a ellos.

acuerdonupcial8

Y por último:

8. Me mudaré para estar cerca de mi suegra, ya sea que se haya retirado a una villa en Florida, haya decidido mudarse a una colonia nudista en Arizona, o se haya vuelto completamente loca y se haya mudado a Alaska para comer sushi fresco. Ella es tan sabia y maravillosa que estoy segura de que su decisión respecto al hábitat me sentará perfectamente a mí y a mi marido.

Oh, y:

9. Mi suegra definitivamente puede vivir conmigo y mi marido cuando esté muy mayor y no recuerde quién soy.

Ahí está. Puedes imprimir esto para asegurarte de que sea firmado cuando lo inevitable ocurra. Te acabo de salvar de perder a tu dulce, dulce hijo.

De nada.

Visto en Scary Mommy y Weheartit

 

Puede interesarte