Por Emilia García
23 junio, 2015

Porque a veces, en el momento más imperfecto, aparece la persona más perfecta.

Hay ocasiones en la vida en las que conoces a alguien de la nada, quizás en las circunstancias menos esperadas, quizás a alguien completamente diferente a ti, sin embargo, y a pesar de que las condiciones son todo lo contrarias a favorables, parece evidente que de una u otra manera, están destinados a permanecer juntos. 

A diferencia de otras relaciones, en esta no sabes qué es lo que los une. Algunas veces puede ser amor, algunas veces puede ser amistad, y otras puede ser simplemente complicidad. O, en realidad, a veces esa es una pregunta que sinceramente no tiene respuesta.

sw

@its_just_hope

 

Y es que eso te hace pensar que quizás el destino sí existe, que quizás las coincidencias son reales, porque esta persona, que llegó de manera completamente inesperada a tu vida, llegó a devolverte el alma, a devolverte la fe, a devolverte esa esperanza que pensaste habías perdido. 

Porque no hay relación más sincera que una que nace de esta manera, no hay relación más desinteresada que esta. Son solo dos personas que se encuentran en el momento perfecto para simplemente acompañarse, quizás por el resto de la vida. 

Y tú, ¿has encontrado a tu persona?

Puede interesarte