Por Diego Cid
21 marzo, 2017

A pesar de su apariencia, son higiénicos y tienen productos especializados.

Cuando los hijos son pequeñitos, usualmente si son niñas, es común que se les quiera perforar las orejas para que puedan llevar aritos. Algunas personas lo hacen en casa, mientras otras prefieren ir a alguna feria o centro comercial para que alguien lo hagan con la típica pistola perforadora. Sin embargo, no es lo ideal, en absoluto. Una infección puede traer un mal rato en el que a veces hay que incluso recurrir a antibióticos para salir. Es por eso que un estudio de tatuajes podría ser la mejor opción; los motivos sobran.

Partamos por el tema de la higiene y los productos especializados.

Según la autora de Scary Mommy, Christina Marfice, las tiendas de tatuajes han sido la solución a todos sus problemas relativos a aros y piercings.

«Cuando tenía 11 mi madre me permitió llevar aros. Fuimos al centro comercial y me hice la perforación, pero se infectó y no pude llevar mis aritos. Una segunda vez fui a hacerme la perforación, pues la anterior se había cerrado. La infección fue tal que tuve que tomar antibióticos. Cuando ya estaba en la universidad decidí hacerlo en un estudio de tatuajes con un aguja profesional. Ahora tengo 13 piercings diferentes en mis orejas, todos hechos en estudios, nunca infectados. Cuando niña, mi madre jamás me habría dejado entrar a un estudio de tatuajes».

Christina Marfice.

#BrianKeithThompson #BodyElectricTattoo

A post shared by Brian Keith Thompson (@bodyelectrictattoo) on

Todo esto se debe al uso de implementos profesionales y estériles. Mientras en los centros comerciales y ferias se usa una pistola para perforar, los estudios de tatuajes utilizan agujas especializadas para perforar apropiadamente, las cuales son totalmente higienizadas y se encuentran estériles. Además de ser un proceso mucho menos doloroso.

«El tachón se pone en la pistola y ésta usa fuerza bruta para atravesar la oreja. No la perfora, la rompe. En cambio la aguja está diseñada para perforar la oreja, sana más rápido y se puede esterilizar. Las pistolas, en cambio, no pueden ser esterilizadas, pues el plástico se derretiría con el calor necesario para ejecutar el proceso. Puede ser sanitizado, pero nunca será lo mismo y los riesgos están presentes».

Brian Keith Thompson, West Hollywood’s Body Electric Tattoo.

Genesis is my new favorite client, so tough. #BodyElectricTattoo

A post shared by Brian Keith Thompson (@bodyelectrictattoo) on

Según la Asociación Profesional de Perforadores norteamericana, perforar con la aguja es mucho más sano debido a la técnica requerida y la higiene. Usan sólo materiales desechables y certificados para el piercing y su posterior mantenimiento. Tienen prohibidas las pistolas perforadoras y cualquier tipo de reutilización de materiales.

Lobes by Brian #bodyelectrictattoo

A post shared by Brian Keith Thompson (@bodyelectrictattoo) on

La próxima vez que quieras hacerte una perforación, opta por lo más seguro: un estudio que necesitó certificar su higiene para conseguir su patente de trabajo. Es mejor pagar un poco más y evitar cualquier mal momento.

 

 

Puede interesarte