Por Candela Duato
5 diciembre, 2014

iStock_000052699670_Large

¿Quieres exponerte a una montaña de enjuiciamientos? Simplemente sé una mujer de 30 años o más sin hijos. O aún peor, una mujer sobre los 30, casada y sin hijos. Es decir, una mujer que escoge conscientemente no tener hijos.

Yo no soy una mujer de 30 sin hijos, así que no estoy hablando desde la experiencia. Pero te puedo asegurar que nunca he oído nada bueno sobre las mujeres que ejercen su derecho a vivir su vida del modo que mejor les parezca.

También puedo asegurarte que siempre que conozco a una mujer que ha optado por no tener hijos, ella tiende a confesármelo de inmediato. A veces comparten esta información como excusándose y a veces simplemente como una advertencia directa para que no sea yo la que le pregunte por qué no tiene hijos.

iStock_000052919980_Large

Las mujeres no estarían tan predispuestas a estar a la defensiva si no fuesen constantemente acosadas por no tener hijos.

Esta desagradable carga de estupideces que lanzamos sobre las mujeres sin hijos es descabellada por tantos motivos que me veo obligada a enumerarlos:

1.- Es su cuerpo, su vida y sus elecciones

Así es, gente. Las mujeres de hecho son criaturas autónomas con mucho que ofrecer al mundo además de sus úteros. No son extensiones de un hombre. No son ganado inseminado por el bien de la granja. 

Son humanas, viviendo en una sociedad. ¡Y muy capaces de tomar decisiones personales!

iStock_000050855964_Large


2.- Sobrepoblación

Parece una buena idea tenerlos, pero en realidad no tenemos lugar ni para una cama más en casa y ahora debemos alimentar y preocuparnos por alguien más. Sé que me expongo a una crítica masiva con este punto pero es simplemente mi opinión


3.- Pobreza

Hablamos de madres solteras experimentando el mayor riesgo de pobreza extrema, ya que sus ingresos son insuficientes para alimentar a sus hijos.

Todos andan exigiendo: ¡Ten hijos, ten hijos, ten hijos!

Y luego: ¡Mujer! ¡¿Por qué tuviste hijos si no te puedes hacer cargo de ellos?!

No tenemos cómo ganar.

iStock_000043969656_Large


4.- Los bebés no son tan geniales

Saben, me encantan los bebés. Soy adicta. Necesito sostenerlos (incluso le pido a extraños si puedo sostener a sus bebés). Y gracias a Dios tengo una familia muy fértil que trae al mundo pequeñas máquinas de popó cada cierto tiempo, porque no hay nada mejor que el aroma de la cabecita de un bebé.

Peeeeeeero… la verdad sea dicha, los bebés te succionan la vida. Entregas tu cuerpo para hacerlos y tenerlos, y tu sueño y sanidad mental para criarlos.

Así que ustedes, las mujeres que no tienen hijos: son seres perfectamente completos e increíbles. No le tienen que responder a nadie sobre sus decisiones conscientes y sus importantes elecciones.

Van a tener más tiempo y recursos disponibles que aquellos de nosotros que tomamos caminos diferentes, así que ¡bien por ustedes! Espero que usen ambos de una forma que haga sus vidas y al mundo un poco mejor.

El mandato de que debes tener hijos para ser una “mujer real” es completamente falso, porque ustedes son bastante reales.

¿Cómo podría alguien, alguna vez, decir lo contrario?

Visto en Huffington Post.