Por Ruben Peña Blanco
15 septiembre, 2016

No, no y no.

Una de las grandes incógnitas del ser humano es saber el origen de las arrugas y cómo prevenirlas, principalmente en el rostro, nuestra carta de presentación y por la que muchos pagan una fortuna con la única intención de conservar su juventud, un dinero que se va a la basura porque igual envejecerás. Pero tranquilo, existe una manera de prolongar una cara sin arrugas.

Según una investigación publicada en la revista Aesthetic Surgery Journal, el dormir de lado o boca abajo acelera la aparición de arrugas en el rostro, debido a la presión que ejerce en nuestra cara la superficie sobra la que nos apoyamos.

Mientras dormimos se estimula la formación de colágeno y se activa la renovación celular, por eso también es importante dormir lo suficiente además de combinar otros hábitos para «ralentizar» el envejecimiento.

Asimismo, según el estudio, se concluyó que con la edad la división celular se hace más lenta y provoca que la elastina, el hidrógeno y la humedad disminuyan en la piel, lo trae como resultado las temidas “arrugas”.

arrugas-ojos

«Una de las formas de minimizar las líneas del sueño consiste en limitar la torsión facial al dormir. Si eres capaz de dormir completamente boca arriba, resulta ideal”, dijo al Huffington Post, Goesel Anson, cirujana plástica y autora del estudio.

¿Y tú cómo duermes?

Puede interesarte