Por Teresa Donoso
29 julio, 2016

Porque claro, es muy lógico robar o violar a alguien porque está borracho.

Alice Brine es una comediante de Nueva Zelanda que se hartó de la forma en la que los medios y la gente habla sobre los abusos sexuales, especialmente los que se cometen en contra de chicas que han bebido alcohol. Usando su inteligencia y su gran sentido del humor se decidió a escribir un post en Facebook que demostrara lo absurdo de la situación.

Brine se preguntó qué pasaría si se dedicara a irse a la casa de los chicos que conoce en el bar y les robara todas sus posesiones bajo la excusa de que ‘haber bebido alcohol los convierte en los culpables de todo’:

“Comenzaré a irme a casa de desconocidos que estén ebrios y les robaré sus cosas. Todas sus cosas. Eso sí, no será mi culpa… será culpa de ellos por estar ebrios. Deberían haberlo esperado. El 90% del tiempo nadie me culpará por ello y cuando algún hombre valiente se decida a llevarme a la corte para juzgarme, me defenderé diciendo que no entendí qué fue lo que quiso decir cuando dijo: “No, no te robes mi Audi”. Simplemente no estaba segura de que lo dijese de verdad”.

El mensaje continúa haciendo una clara alusión al horrible pensamiento que mucha gente tiene: que la víctima es la culpable…

“Cuando le pregunté si podía robarme su reloj Gucci y me dijo que no, no estaba segura si realmente lo sentía. Estaba ebrio, es su culpa. Deberían haber visto la forma en la que se vistió para ir al club, usó una camisa y unos zapatos muy caros. ¿Qué tipo de mensaje estaba dando con eso? Claramente pensé que quería que viniera a su casa a robarle todas sus cosas. Él lo estaba pidiendo a gritos.”

Y finalmente, remató con esto:

“Cuando me dijo que no me llevara sus cosas no sabía si lo estaba diciendo de verdad. ‘No’ no es lo suficientemente objetivo, podría significar cualquier cosa”.

Claramente es una sátira muy divertida sobre algo muy duro: que cuando una chica bebe alcohol y se pone una minifalda está tentando el peligro y que si es abusada es su culpa.

Su publicación ha sido compartida más de 65 mil veces a la fecha de la redacción de este artículo y los comentarios demuestran que no es un pensamiento aislado sino que algo que muchos creen:

preach
Facebook

Brine le afirmó a Buzzfeed que había estado pensando en esta analogía durante mucho tiempo, pero que nunca se había decidido a compartirla:

“Decidí que era hora de usarla. La palabra ‘no’ no tiene nada de subjetivo. El consentimiento no es algo que sea difícil de comprender“.

Muchas personas le han enviado mensajes de agradecimiento por haber expresado algo que ya no sabían cómo explicar, y personalmente tengo que decir que estoy pensando hacer lo mismo, porque su analogía es brillante y perfecta.

Puede interesarte