Por Teresa Donoso
28 mayo, 2015

¿Qué pasaría si decidieras que hoy es el día?

Parece como si siempre estuviésemos esperando el momento más adecuado para hacer eso que tanto deseamos. Mañana parece un buen día y así mismo el próximo año quizás finalmente te decidas a viajar y conocer esos lugares que tanto te inspiran. ¿Qué pasaría si decidieras que hoy es el día? ¿Qué pasaría si comenzaras a ser más honesta contigo misma y te dijeses lo que realmente quieres y deseas?

1325

@eviee_fashion

Es hora de olvidarte de los demás y de sus opiniones y preguntarte a ti misma ¿Qué quiero? ¿Qué espero de mi vida? ¿Estoy feliz en este momento? ¿Desearía cambiar algo? Es hora de comenzar a aceptar la imperfección de las situaciones y usarla a tu favor, tú tienes el poder de transformar tu presente y vivir el futuro que sueñas. Es tiempo de dejar de ver las cosas de forma negativa y aceptar los sacrificios que vengan porque tú misma has decididos ponerlos en tu camino de forma consciente. Es hora de dejar de sentirnos víctimas del destino o de las circunstancias y reconocer el poder que tenemos de crear nuestra propia vida.

La indecisión es y será una constante en nuestra vida y siempre tendremos y haremos excusas para todo. Sin embargo, depende de ti, y sólo de ti, ignorar la narrativa que has creado de ti misma, decidir ser la persona que se atreve a hacer eso que siempre ha soñado sin pensarlo dos veces y saber que esta será la única manera de conseguir aquello que buscas.

1326

@eviee_fashion

Debes dejar que convencerte que no eres la persona a la que le pueden pasar todas las cosas buenas, debes dejar de creer que eso que quieres sólo lo harás algún día, cuando muchos años más hayan pasado o cuando consigas el trabajo perfecto. Comienza a convencerte de que lo que quieres lo puedes hacer ahora: porque quieres, porque puedes y porque eres capaz.

La única forma de conseguir lo que quieres en el ahora es descubrir y aceptar que nunca estarás lista y que no existe el momento perfecto. Las cosas que nos cautivan y que deseamos nos aterran pero es eso mismo lo que nos mueve a intentar conquistarlas.

Decide lo que quieres, descubre porqué lo quieres, crea un plan y atrévete porque tal como el mismo Nelson Mandela lo dijo en alguna ocasión, todo parece ser imposible hasta que lo logras.

Puede interesarte