Por Teresa Donoso
20 octubre, 2016

¿Te has sentido diferente desde que tomas anticonceptivos hormonales?

Usar anticonceptivos es la forma más fácil de vivir una vida sexual plena sin tener que preocuparse por embarazos no deseados. Uno de los métodos más comunes son las píldoras anticonceptivas, las cuales si se toman correctamente y todos los días a la hora adecuada, pueden hacernos la vida mucho más fácil. Sin embargo, puede que esta misma amigable píldora te esté afectando de formas inesperadas.

¿Cómo así?

Bueno, al parecer podría llegar a tener un gran impacto en tu salud mental, especialmente a la hora de padecer de trastornos depresivos. Eso fue lo que concluyó un nuevo y masivo estudio donde se investigó la relación que existía entre estos dos temas.

La investigación, que fue publicada en el journal JAMA Psychiatry esta semana, le hizo un seguimiento a un millón de mujeres danesas entre 15 y 34 años por un largo período de 13 años. Durante este período, los investigadores pusieron especial atención en el tipo de anticonceptivo que usaban las mujeres y si es que, durante esta misma ventana de tiempo, alguna de ellas era diagnosticada con un trastorno depresivo o comenzaba a usar antidepresivos.

Lo que descubrieron fue que aquellas mujeres que que usaban anticonceptivos orales, ya fuese una combinación o una píldora que contuviera sólo progestina) tenían más posibilidades de terminar tomando antidepresivos que quienes no.

Las mujeres con tasas más altas de uso de antidepresivos eran las que usaban inyección, el parche o el anillo anticonceptivo. Lo interesante, eso sí, es que el estudio también comprobó que cuando las mujeres ya llevaban mucho tiempo tomando la píldora, las tasas de depresión caían de forma dramática. De hecho, tenían menos riesgos de tener depresión que las mujeres que no usaban métodos anticonceptivos hormonales.

Lo anterior se debe, probablemente, a que después de varios años tu cuerpo simplemente se acostumbra a ellas.

Si crees que este podría ser tu caso no abandones tu método anticonceptivo de forma inmediata, pero sí agenda una consulta con tu ginecólogo y plantéale tu caso. Puede que descubras algo inesperado o que incluso te des cuenta de que existe un método mejor para ti.

Puede interesarte