Por Andrea Araya Moya
8 junio, 2015

A veces no tener la respuesta no es tan malo como crees. 

Más de alguna vez alguien nos ha dicho que es importante tener claro nuestro futuro para que este sea prometedor. Vivimos buscando las respuestas a las dudas que tenemos sobre la vida y qué haremos con nuestra historia de aquí en adelante. Pensamos en lo que queremos y debemos hacer con el fin de encontrar nuestro camino, pero cuando nos surge una duda y no sabemos qué hacer nos sentimos completamente devastados.

4

@Giovanna

Aunque no lo creas, sentirte perdido y no saber las respuestas no es tan malo como crees. A veces es necesario detenerse y concentrarse en uno mismo. Analizar y, sobre todo, tratar de entender las cosas. No siempre tendrás las respuestas para todo, y jamás debes sentirte mal por eso, al contrario, debes entender que es parte del proceso de la vida, pues el camino hacia la respuesta que necesitas puede enseñarte incluso mucho más que si tienes todo solucionado.

2

Kelli Soares

Si sientes que no entiendes el curso que ha tomado tu vida, entonces detente. Analiza. Piensa y enfócate en lo que realmente tienes. Date el tiempo para respirar y descansar un poco, pues aunque digan que la vida es corta, a veces es necesario que pares el motor y te detengas a pensar. Créeme que será absolutamente necesario. Puede que te retrases un poco, pero la energía con la que resurgirás no la obtendrá nadie.

No siempre encontrarás la respuesta de inmediato, y eso está bien.

3

@Carolina

Puede interesarte