Por Josefina Pizarro
15 mayo, 2017

Un terrible dolor que no todos entienden tan bien como tú.

Creo que no hay un dolor más terrible durante el período (además de sentir que estás siendo devorada por un tiburón mientras lloras y ríes al mismo tiempo) que el de los pechos. Ante cualquier mínimo roce, duelen, ¡y mucho! pero hasta ahora nunca supe la razón concreta de porqué pasa eso… ¡hasta ahora! Aquí te la presento, además de uno que otro consejito que te pueden servir para esos días.

Amamos nuestros pechos, todas lo sabemos a la perfección.

Pero, cuando estás en tu período… nuestras chicas pueden ser algo molestas. Pasan de ser bendiciones a maldiciones en forma de rocas hinchadas y realmente dolorosas.


¿Por qué sucede esto? Las respuestas a todos nuestros problemas la tiene la obstetra-ginecóloga Sara Towgood.

Las oscilaciones naturales de la hormona son la causa más grande.

Tus hormonas están subiendo y bajando constantemente, dependiendo de dónde se encuentre en su ciclo menstrual. ¿Las dos principales responsables de los senos adoloridos? La progesterona y el estrógeno.

Verás, durante las dos semanas antes de tu período, ambas empiezan a subir. Eo estimula el tejido conectivo en los senos, que puede desencadenar la sensibilidad y la hinchazón. En la mayoría de los casos, nuestras “chicas” sienten dolor en ambos lados, a menudo en el área externa superior más cercana a las axilas, y especialmente en la semana anterior al período.

Una vez que el período llega, los niveles de progesterona y estrógeno caen, lo que generalmente facilita el malestar durante uno o dos días.

Y para que sepas, algunas son más sensibles que otras. Es por eso que mientras tú sufres, tu amiga no sienta nada de ello.

Todas somos diferentes.

Las pastillas anticonceptivas también pueden ser la razón del dolor.

Incluso si jamás habías sentido dolor, puede que tus pastillas estén haciendo el trabajo.

Cuando las empiezas a tomar, tu sistema necesita tiempo para ajustarse a ellas. El combo de hormonas con las píldoras puede ser suficiente para desencadenar el dolor mamario premenstrual, incluso si no eres sensible a ello.

Se supone que, después de unos ciclos tu cuerpo debería acostumbrarse a la píldora y dejar de doler. Pero si el dolor sigue, preguntale a tu médico si pueden cambiarlas. Puede que las pastillas sean el problema, no tú.

Pero por suerte hay mucho que puedes hacer para sentirte mejor.

Para muchas, los pechos son lo peor durante el período. Estas son algunas de las recomendaciones para hacerte sentir mejor.

Algunas investigaciones respaldadas para prevenir el dolor incluyen hacer ejercicio regularmente, evitar comidas muy saladas en las dos semanas antes del período y limitar la cafeína en general.

Si ya están adoloridas, considera la posibilidad de tomar una dosis de ibuprofeno o acetaminofén, dos medicamentos para bajar la inflamación.

Aplicar algo caliente o bolsas de hielo en el pecho por unos minutos varias veces al día pueden ayudar a mantener la hinchazón y el dolor en control. Experimenta con calor y frío para ver que te trae mayor alivio. Recuerda, todas somos diferentes.

Por último, ten en cuenta tu sostén. Si tiendes a usar elásticos o sin sujetador, trata de usar uno bien ajustado, de apoyo o incluso uno deportivo en los días que sientas dolor (mientras menos movimiento, menos dolor).

Y si no te sientes mejor con tooodo esto, lo mejor es consultar con tu médico.

Algo más serio podría ser si tus pechos duelen mientras tu período viene y va. En algunos casos, el dolor persistente de la mama puede ser signo de un quiste, infección o embarazo. Sea cual sea la causa, tu médico puede ayudarte a encontrar la solución, ¡no le temas!

¿Qué piensas de este artículo?

Te puede interesar