Por Ruben Peña Blanco
12 octubre, 2016

«A veces hay un vestido que me gusta mucho y que el diseñador quiere que luzca, pero no puedo porque el diseño no es apropiado para nuestra sociedad».

Miles de mujeres en el mundo no pueden viajar sin la autorización de un familiar masculino, otras no pueden conducir un vehículo o asistir a un partido de fútbol. Hay las que tras ser víctimas de abusos sexuales terminan en la cárcel, como sucede en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), un país conservador en dónde incluso ser modelo es atreverse a mucho.

0
La Vanguardia

Pero siempre hay un pionero, y esa es Rafeea al Hajsi, que se enorgullece de ser la primera modelo emiratí, que asegura haber atravesado un camino lleno de obstáculos en una sociedad donde las mujeres usan  mayormente las abayas, amplias túnicas negras que las cubren de la cabeza a los pies.

1064055421
AFP

Si bien es cierto que EAU es tradicionalmente conservador, es uno de los más liberales en la región del Golfo, por lo que otras culturas y creencias son abiertamente toleradas.

Hajsi empezó primero a desfilar con ropa tradicional de los Emiratos, «esperando que lentamente la sociedad se abriera un poco. (Tuve que esperar) ocho años para llegar hasta donde me ven hoy».

rafeea_al_hajsi
Getty

La modelo, que no quiere revelar su edad, trabajó como locutora de radio y presentadora de televisión, lo que le proporcionó las oportunidades para irse abriendo camino en el mundo de la moda.

Emirati model Rafeea Al-Hajsi poses for a photo as she prepares before the start of a fashion show during the Arab Fashion Week in the United Arab Emirate of Dubai on October 9, 2016. Rafeea al-Hajsi fulfilled a dream by becoming the first Emirati model to strut the Arab Fashion Week catwalk after years battling social constraints. Hajsi's first appearance at a fashion show was earlier this year in France, when she modelled for Lebanese designer Ziad Nakad at Paris Fashion Week. / AFP PHOTO / KARIM SAHIB
AFP PHOTO / KARIM SAHIB

«Hay límites que siempre tengo en cuenta (…) es doloroso. A veces hay un vestido que me gusta mucho y que el diseñador quiere que luzca, pero no puedo porque el diseño no es apropiado para nuestra sociedad», apuntó Hajsi.

Y Aunque en EAU se ha abierto mucho al mundo occidental con la programación de la primera edición del la Arab Fashion Week, dista mucho de ser un país con una libertad tácita para ejercer esta profesión, en la que interviene una cultura muy diferente y que tiene costumbres que difícilmente puedan cambiar.

emirati_model_rafeea_al-hajsi_101016_620_473_100
AFP

¿Qué te parece Rafeea al Hajsi?

Puede interesarte