Por Teresa Donoso
10 enero, 2017

Y le dijeron “rara”…

Cuando amas el yoga y lo practicas todos los días es inevitable que eso tenga un impacto en todas las áreas de tu vida. Lo más probable es que empieces a meditar hasta parada en el transporte público y que tu alimentación se transforme por completo. Esto mismo fue lo que probablemente la pasó a la usuaria de Instagram Mottajuice, quien practicó yoga durante todo el embarazo y ahora que su pequeña bebé ya está más grande ha comenzado a practicar esta disciplina con ella a su lado.

Sin embargo, una publicación en particular ha causado admiración y controversia en partes iguales después de que la joven madre se mostrara junto a su hijo, realizando la posición del headstand, salaba sirsasana en sánscrito o la postura parada sobre la cabeza. La pose no tiene nada de controversial, el “problema” para muchos, es que mientras lo hacía su bebé tomaba leche feliz de la vida:

Pure love #bosomnectar

A photo posted by @mottajuice on

Esta es sólo la captura de un video que originalmente fue compartido en Facebook y que la mostraba manteniendo un equilibrio increíble junto a su pequeña hija.

Sin embargo, según lo que indica el Daily Mail sobre esta publicación que posteriormente fue eliminada, la gente no se mostró muy contenta con su práctica de yoga:

Facebook

Un usuario, llamado Sean Neal aseguró que “Hay un momento y un lugar para esto” y que sería muy peligroso si ella se cayera sobre su hija:

Facebook

Otros opinaron parecido:

Facebook

Sin embargo otros la defendieron, en particular esta mujer:

Facebook

Al final, es problema de cada uno cómo vive y lo que hace, incluso si lo comparte en las redes sociales. Puede que a muchos les parezca irresponsable, pero para ella es una forma de conectar con su hija e incluir el yoga en su vida desde temprana edad, lo que es muy valioso.

Namaste ❤️ #namaste

A photo posted by @mottajuice on

¿Lo harías tú? ¡Cuéntanos!