Por Francisco Armanet
5 octubre, 2016

Tu relación tenía que terminar.

Es verdad que nadie salta de la alegría cuando termina una relación. O al menos nadie que estaba feliz dentro de ella. Si lo tuyo llegó a su fin, puede ser que veas todo oscuro y que no le encuentres solución a prácticamente nada. Todos hemos estado ahí. Se siente angustia, desgano, tristeza, y son muy pocas las cosas que verdaderamente nos motivan a salir adelante. El tiempo finalmente es el que termina hablando y por suerte volvemos a salir a flote. Es recién en ese momento cuando podemos analizar con altura de mira todo lo que ocurrió en nuestra relación y es nuestro deber, para aprender y entablar un vínculo más sano en el futuro, modificar las cosas que estuvieron mal.

Para eso te dejamos 22 realidades que tal vez viviste en tu relación pasada. De ser así, agradece que terminó.

1. Admirabas más a otras parejas que a la tuya.


2. Cuando recuerdas tu relación, lo primero que aparecen son los malos recuerdos.


3. Los celos eran constantes.


4. Perdiste amigos por tu relación.


5. Siempre temiste que te dejarían.


6. Hubo una lucha constante de egos.


7. No te sentiste cómodo con su familia, o vice versa.


8. Hasta las cosas más insignificantes se convertían en discusiones.


9. El futuro juntos te preocupaba más que emocionaba.


10. Pasaba mucho que amenazaban con terminar la relación.


11. Tu familia y la suya cree que ambos deberían terminar.


12. A veces te encontrabas hablando mal de tu pareja, y no sabías por qué.


13. Dependías más de otras personas emocionalmente que de tu pareja.


14. Solían tener doble standard cuando estaban juntos y separados.


15. Alguno de los dos tenía necesidad de afecto.


Y tú, ¿qué opinas al respecto? 

Puede interesarte