Por Francesca Cassinelli
20 septiembre, 2016

4. Acepta que a veces habrá problemas.

Hay personas que creen que cuando se encuentra pareja «la parte más difícil» ya pasó. Que una vez que te tomas de las manos o te das ese beso que tanto esperabas, todo está resuelto. Mala noticia: No. Quizás sea lo que requiere más valor (acercarse a alguien y dejar en evidencia tus intenciones), pero mantener una relación no es fácil. 

A medida que pasan los meses y los años llegan nuevos desafíos y las personas comienzan a crecer. Es difícil seguir al otro sin caer en dos extremos: la dependencia exagerada, o el separarse.

Revisa ocho actitudes que te ayudarán a avanzar hacia una relación feliz:

1. Recuerda que la perfección no existe

Tener expectativas muy altas de una persona es injusto con ella: nadie es perfecto, todos cometemos errores.

Al exigir demasiado de alguien creas una sombra sobre aquellas partes luminosas, como si esas «no fueran suficientes» porque no son perfectas.


2. Antes de dar todo por alguien debes conocerte y amarte a ti mismo

Si no te conoces de verdad, el proceso de encontrar alguien que te acomode será mucho más difícil.

Descubrirás «en el camino» qué cosas te parecen soportables y qué cosas no, por ejemplo. No tendrás realmente claro qué es lo que quieres.

Quizás piensas que quieres tener una relación formal y a largo plazo, pero dentro de ella te sientas atado. O al contrario, tengas muchas relaciones breves y superficiales cuando en realidad te haría feliz una conexión más profunda.


3. Encuentra a alguien con quien seas compatible


No hay una fórmula matemática para esto (ni para casi nada en el amor), uno simplemente sabe con quién conecta y con quién no. 

Con alguien compatible siempre tendrás una forma de salir de una pelea o de sortear un obstáculo. Además tendrán buena comunicación.


4. Acepta que a veces habrán problemas

No todo es arcoíris y mariposas, a veces hay que comprometerse. Aceptar un problema y trabajar para encontrar la solución.

No dejar que los pequeños obstáculos sean un problema, sino que un motor.


5. Piensa en ti

Estás en pareja, sí, pero eso no significa que tu pareja te define o que no puedes hacer nada si no estás con él.

Disfruta del tiempo que tienes para ti misma, desarrolla tus propios gustos. Piensa en ti.


6. Trata de dejar de lado el egoísmo

Claro, piensa en ti… ¡pero no te vayas al extremo! Trata de evitar el egocentrismo y entrega al otro tu tiempo y atención.

No esperes que deje de hablar para comentar algo tú, sino que pon atención a las cosas que te cuenta.


7. Busca la confianza y la honestidad

Parte de las características clave en esa «persona especial» debería ser el poder estar cómoda de forma natural y no tener que aparentar.


8. Evita permanecer estático

Siempre es bueno avanzar y crecer, trata de no mantenerte estático. La idea no es forzarse a hacer algo, sino que llevar a cabo nuestros sueños. 

Puede interesarte