Por Valentinne Rudolphy
18 marzo, 2015

Observa los efectos de las opiniones del resto en nosotros mismos.

Manipulada es el nombre del video de Kelsey Higley. La estudiante que cursa su último año de artes en la Universidad de Oklahoma, llevó a cabo este autorretrato en formato cuadro por cuadro, conformado por 126 imágenes tomadas cada 7 segundos, retocadas digitalmente, con la idea de plasmar y contrastar las concepciones de belleza que se tienen en la sociedad, para hacer la pregunta ¿es esto realmente bello?

En la pieza, se da la impresión de que Higley está moldeando su cuerpo, «Me imaginé qué cambiaría de mi cuerpo y pretendí tirar y aplastar, como lo haría en Photoshop. Luego manipulé digitalmente cada imagen para que calzara con lo que hago con mis manos, para que pareciese que me estoy moviendo físicamente«.

La artista decidió utilizarse a sí misma como parte del experimento, utilizando como motivación su propia lucha por lucir como otras personas, antes de aceptar su propia imagen. «Resultó muy terapéutico editar cada foto, con cada click mi imagen se veía menos humana«, dijo a Hello Giggles, «Este proyecto me recuerda que estas cosas que categorizo como defectos son los que me hacen humana. Y me encanta«.

De esta manera, podemos observar cómo se puede ver nuestro cuerpo con cada cambio «ideal» que a veces pensamos hacer, según lo que dictan los estándares de los medios de comunicación. El video es inspirador para que aceptemos nuestros propios cuerpos y comprendamos que en todos hay belleza.

httpv://vimeo.com/111708397

Imágenes de Kelsey Higley Photography.

Puede interesarte