Por Pilar Navarro
3 junio, 2015

¿Me daba cuenta de que me mentía a mí misma? Por supuesto, pero por alguna extraña razón en ese momento no podía evitarlo.

Las cosas empiezan siempre de forma silenciosa. El amor, o lo que creemos que es amor, siempre tiene una forma extraña de moverse, casi como algo que no puedes definir hasta que es demasiado tarde o demasiado pronto quizás. Comienzas a formar en tu mente una historia paralela a la realidad, un lugar donde existen pequeñas miradas, sonrisas tímidas, pasos ocultos, posibilidades para abrazar que te asustan. Podrías salir corriendo, pero por alguna razón no lo haces. Y aquí estamos.

1514

@rearrange

Una vez quise a una persona que no existía, al menos no en la realidad que compartía con el resto del mundo. Él era un fantasma en mi cabeza, la mejor de mis invenciones, el libro mejor escrito, la taza de café mejor preparada. Recuerdo que en ese tiempo pasaba mucho tiempo con él. Mis mañanas siempre eran mejores cuando estaba en su compañía y aunque sabía que realmente él y yo no teníamos nada en común había construido un fuerte, un castillo donde ambos podíamos existir sin diferencias ni espacios. En mi imaginación éramos uno y lo seríamos por siempre.

1515

Sylwia Malec

Cada vez que te salías de carácter o que hacías algo que en mi mente nunca harías escogía omitir ese encuentro en mi mente. Podía ser algo que me hubieses dicho en una de nuestras conversaciones, podía ser alguna mirada que me hubiese hecho sentir extraña. No importaba lo que fuese, estaba determinada a mantener la perfección. ¿Me daba cuenta de que me mentía a mí misma? Por supuesto, pero por alguna extraña razón en ese momento no podía evitarlo.

1516

@NaturallyClassy

Cuando amas la idea de alguien pero no a la persona que tienes al frente el amor que sientes es prácticamente transparente. Se te escapa entre los dedos, como arena en esa playa que tanto te gusta. Sientes y sabes que hay algo que no anda bien porque cada encuentro que tienen se siente como intentar hacer calzar dos piezas de un puzzle que simplemente no calzan.

1518

@Abeyance

Cuando amas la idea de alguien te ves enfrentada a la temporalidad y condicionalidad de las cosas: tu amor depende exclusivamente de las palabras dichas, de las acciones llevadas a cabo y de lo mucho que esta persona se adapta a la narrativa que constantemente construyes dentro de tu cabeza. Es triste. Es agotador. No te lleva a ningún lado y constantemente miras tus manos y te preguntas porqué te sientes tan vacía.

1519

@_lost_and_found

No vale la pena dejarse llevar por un amor que ni siquiera es real y aunque sé que lo vivirás al menos una vez en tu vida (todos estamos destinados a ello) quiero que sepas que esta etapa no durará para siempre. Puede que lo anterior te reconforte o te haga sentir peor en este momento, pero cualquiera sea el caso, recuerda que esto es sólo una etapa en tu vida. Es sólo una parada en tu camino y hay otras cosas que te esperan, cosas mejores, cosas que no son transparentes, cosas que no te producen sobresaltos y que no se te escapan de entre los dedos. Un día de estos te despertarás y dejarás de sentirte confundida, comprenderás que no vale la pena seguir escribiendo una historia donde el personaje principal se niega a tomar tu mano o a realmente mirarte a los ojos. Confía y no sueltes tu lápiz porque el capítulo que viene ahora será el mejor de todos.

Puede interesarte