Por Francesca Cassinelli
24 agosto, 2016

Nuestro ritmo de vida es rápido y a veces nos trae tensión, aquí algunas sugerencias para «bajar las revoluciones».

Levantarse, ducharse, comer algo rápido antes de salir de la casa para una jornada de trabajo que en muchos casos supera las ocho horas. Salir, hacer las compras, resolver algún pendiente y llegar a la casa, preparar algo de comer, estar un rato con quienes queremos y luego vuelta a dormir.

Así se nos pasa la semana, y es un ritmo de vida que -por mucho que nos guste nuestro trabajo- no nos permite darnos un descanso más que durante los fines de semana (si tenemos la fortuna de no trabajar con turnos).

Por eso a veces llega la hora de dormir y cientos de pensamientos pelean por captar nuestra atención, o cuando por fin encontramos un tiempo decente para tratar de relajarnos hay tantas listas de «cosas por hacer» en nuestro cerebro que es difícil. 

El portal EliteDaily publicó, en relación a esto, una lista de seis hábitos que podrían ayudarnos a disminuir nuestro nivel de estrés y, ellos dicen, «incorporar la felicidad» como una parte natural de nuestras vidas.

Te los presentamos a continuación:

1. Hacer ejercicio

La actividad física libera endorfinas, lo que nos hace felices. Además nos ayuda a deshacernos de la tensión que podríamos tener acumulada y a distraernos por unos minutos de las preocupaciones que nos siguen.

Por último, es un buen refugio en que se puede estar con uno mismo.


2. Meditar

Tomar unos minutos y tratar de estar en paz -dejando que el ruido al interior de la cabeza se calme- es una excelente forma de calmar nuestro organismo y dejar el apuro de la vida cotidiana.


3. Mantenerte ocupado

Más que llenarte de actividades, trata de mantenerte en el presente y aprovechar la energía en cosas que te hagan sentir bien.


4. Vuelca tus deseos en acciones

Hay mucha gente que no está satisfecha con cómo están las cosas, y nunca es muy tarde para hacer algo al respecto.


5. Come mejor

Darte el tiempo de ir a comprar frutas y verduras, prepararlas y así mejorar tu alimentación te brindará más energía y hará sentir orgullo de tu cambio.


6. Analiza la forma en que te sientes

Entenderte a ti mismo es clave para sentirte en paz y no tener sensaciones que no tienes claro de dónde vienen.

Puede interesarte