Aún se reportan 17.000 muertes de niños menores de 5 años cada día.

El estudio 2015 sobre las condiciones de vida para madres e hijos de la ONG internacional Save the Children (Salven a los Niños), recoge anualmente a través de encuestas, los datos de 179 países para saber cuáles son los lugares con mejores o peores condiciones de vida para ser madre y criar una nueva vida.

En este se toman en cuenta los factores económicos, de salud, políticos y sociales por lo que está pasando cada Estado, en pos de recolectar la información sobre cómo se están dando las oportunidades para las madres y los niños en estos. Si bien desde hace una década la tasa de mortalidad ha caído al menos en un 50% de lo que era antes, aún se reportan 17.000 muertes de niños menores de 5 años cada día, por falta de oportunidades y pobreza.

poor4Fuente: We Heart It.

El estudio observa no solo el crecimiento económico que tiene cada país, sino también si está en guerra civil o cómo están configuradas las zonas urbanas. Y acá está la clave: a pesar de que cada día los países tercermundistas optan por desarrollarse, siguen constituyendo sus ciudades como están, y eso implica grandes poblaciones marginales de personas que no van al ritmo que lleva cada ciudad y siguen en la pobreza.

Según Margaret Chan, Directora General de la organización World Health, «Hay mujeres y niños que han sido dejados atrás por los espectaculares avances socioeconómicos de este siglo», esto se explica porque «Muy a menudo, aún las intervenciones en pos de la salud y el cuidado de la vida más económicas y simples (…) fallan en llegar a los más vulnerables. Su situación es invisible. Las estadísticas promedio de los indicadores de salud en ciudades ocultan el vasto sufrimiento en poblaciones marginales y otras zonas de pobreza en países ricos y pobres similares«.

poor2Fuente: We Heart It.

Y aquí es donde se concentra la mayor cantidad de pobreza y, por ende, problemas de seguridad y salud para los niños y mujeres embarazadas. Esta situación se da principalmente en ciudades de Asia, Latinoamérica y África, donde la brecha social es más marcada que en países desarrollados. Y aún hay casi 1 millón de personas que viven en pobreza extrema en zonas supuestamente ya urbanizadas. Lo que significa, en estadísticas, el doble de muertes que en el resto del país. Por ejemplo, Nairobi (Kenia) donde, por tener zonas marginales dentro de urbes, existen alrededor del 50% de mortalidad infantil total del país.

Por otro lado, los países que reúnen la mayor cantidad de condiciones óptimas para el desarrollo de los niños, en especial en cuanto a cuidados de salud, atención a las madres y calidad de educación, siguen siendo países europeos como Noruega, Finlandia e Islandia, contrastando con los que reúnen las peores condiciones: Haití – Sierra Leona, Guinea-Bisáu y Chad.

98 Fuente: Save the Children.

«El mundo, en especial el que se está desarrollando, se está volviendo más urbanizado a pasos asombrosos. Virtualmente se espera que todo el crecimiento de la población futura en países en desarrollo sea en ciudades, resultando en una más grande ración de muertes que sucederán en áreas urbanas«, establece Carolyn Miles, Gerenta General y Presidenta de Save the Children.

Mientras sigan existiendo las diferencias radicadas en discriminación y mala repartición de recursos, las muertes se mantendrán o seguirán aumentando. Pero esperemos que, junto con el avance tecnológico y económico de los países, se exija una mejor distribución de los derechos básicos de cada ser humano, y preocupación por erradicar la gran diferencia social que conlleva la creación de los sectores marginales.

Puede interesarte