Por Ruben Peña Blanco
1 diciembre, 2016

Se hacía pasar como detective privado para pedirles dinero a cambio de no revelar las imágenes a sus familiares.

Gonzalo Moya Ordóñez, un hombre de 28 años que asegura ser detective privado, se dedicaba a fotografiar a infieles saliendo de los moteles y luego los contactaba para extorsionarlos en Santiago de Chile. Se hacía pasar como detective privado para pedirles dinero a cambio de no revelar las imágenes a sus familiares.

2
Las Últimas Noticias

De acuerdo con la acusación, Moya fotografiaba a las personas y por medio de las patentes se conseguía los datos telefónicos. Luego se comunicaba con sus víctimas haciéndose pasar por un detective privado y les decía que había sido contratado por sus cónyuges, o parejas, para confirmar su infidelidad.

El dueño de uno de los moteles que vigilaba a Moya se percató de esta practica y decidió tenderle una trampa para capturarlo. Así que se hizo pasar por cliente y cuando recibió la llamada de supuesto detective, lo denunció.

4
Chilevisión

Moya laboraba para una compañía de exploración privada, y hace un año y medio que usaba sus conocimientos para cometer delitos.

“Este sujeto se instalaba afuera de los hoteles y esperaba que llegasen los clientes en sus vehículos. Después de grabarlos y fotografiarlos, obtenía información del propietario a través de la patente y lo llamaba para decirle que había sido contratado por un familiar o su cónyuge para seguirlo. Por último, les aseguraba que podía eliminar toda la evidencia si recibía el pago de 1.890.000 pesos chilenos (unos 2.800 dólares). Hasta ahora se sabe que solo una persona pagó el dinero”, señaló a La Hora el comisario Jaime Aguilera, subjefe de la Policía de Investigaciones de Chile.

file_20161202103257
Shutterstock

Sin embargo, luego de ser declarado culpable por amenazas y extorsión, quedó en libertad, con firma quincenal y prohibición de acercarse a los moteles.

“En su declaración contó que del 100% de su trabajo de investigación, el 92% se relacionaba con infidelidades, por eso se le había ocurrido cometer este delito”, finalizó el comisario.

¿Qué te parece esta historia?

Puede interesarte