Por Ruben Peña Blanco
26 diciembre, 2016

«El mundo es una ‘realidad’ creada por un ‘programador’ superior que controla cada paso que damos».

A menudo nos cuestionamos las cosas que forman parte de nuestra rutina y nos envuelven todos los días haciéndonos parecer, en algunas ocasiones, como robots que cumplen un plan escrito. Por más que el ser humano se auto declare «libre», sigue patrones de la sociedad que, pequeña o grande, lo hacen convivir en equilibrio con el resto de las personas. Pero, ¿y si todo lo que realizamos es parte de una gran simulación? Científicos han razonado previamente sobre este tema y esto es lo que han concluido.

La idea de que el mundo es una «realidad» creada por un «programador» superior que controla cada paso que damos es la teoría de Rich Terrile, director del Centro de Computación Evolutiva y Diseño Automatizado del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

El científico aseguró  que, a pesar de que no se puede demostrar el hecho de que no seamos modelos computarizados, «la realidad es producto de una arquitectura compleja que apareció fuera de la conciencia humana».

«Usted ve exactamente lo que necesita ver en la ciudad en este momento, reduciendo una metrópoli hasta el tamaño de una consola. El universo se comporta de la misma manera. En la mecánica cuántica, las partículas no tienen determinado estado si no están siendo observados en este momento. Muchos teóricos han pasado mucho tiempo tratando de explicarlo. Una de las posibles explicaciones es que vivimos en una especie de simulación, viendo lo que tenemos que ver en el momento oportuno para alguien», explicó el especialista.

Terrile cree incluso que estamos a punto de modelar nuestro propio universo y ser «programadores» de un ‘matrix’. Uno de los logros que podría contribuir a ello es la capacidad de introducir la conciencia artificial en las máquinas, lo que -según él- será posible dentro de 30 años.

Silas Beane, físico nuclear de la Universidad de Washington va un poco acoplado a esta teoría, pues aseguró que los «simuladores» controladores del universo en que habitamos, también podrían resultar ser simulaciones de otras programaciones. Algo parecido a «un sueño dentro de otro».

Otra alternativa que va ganando fuerza en esto de las simulaciones, fue la que creó un grupo de científicos, quienes anunciaron haber conseguido demostrar el «principio holográfico», una conjetura acerca de las teorías de la gravedad cuántica propuesta en 1993 por Gerard ‘t Hooft.

La idea postula que el universo no tiene un espacio tridimensional, sino que tiene una estructura bidimensional similar a un holograma, cuya proyección se refleja en un horizonte cósmico inmensamente extenso.

¿Será nuestra realidad, un mundo virtual? Si es así, ¿quién será el jugador principal? Muchas teorías, religiones y principios se verían afectados de probarse eso, mientras tanto, sigamos viviendo en nuestro pequeño mundo Sims.

Puede interesarte