Por Valentinne Rudolphy
31 julio, 2015

Le transmite a su hija de 14 años cómo ser feliz con el cuerpo que tiene.

La talentosa y reconocida actriz Kate Winslet es un gran ejemplo tanto en lo laboral, y como persona. Ya lo ha demostrado más de una vez al compartir sus luchas internas y cómo se ha ido superando cada vez más. Y esta vez compartió un poco de su sabiduría en televisión, mientras intentaba sobrevivir, caminaba entre árboles y comía gusanos, en el programa de televisión norteamericano, Running Wild with Bear Grylls.

Captura de pantalla 2015-07-29 a las 16.04.55

@winslet_fever.

Ella ha luchado algunas veces con la aceptación y autoestima, además de recibir ciertas críticas en el mundo del espectáculo por sus cambios de peso, y no ser “totalmente delgada”. Pero eso dejó de ser un tropiezo, y su talento y carisma han llegado más allá, además de poder crecer personalmente.

En televisión, compartió su experiencia: “Cuando crecía, nunca escuché refuerzos positivos sobre la imagen corporal de parte de ninguna mujer en mi vida. Solo oía cosas negativas. Eso es bastante hiriente, porque luego estás programada como una mujer joven, a inmediatamente escrutar a ti misma y cómo te ves“. Y vaya que tiene razón, tendemos a compartir más críticas que halagos hacia nosotras mismas, sin pensar en el impacto que tienen en otros que nos oyen, en especial los más pequeños, niños y niñas.

Captura de pantalla 2015-07-29 a las 16.05.00

@winslet_fever.

Winslet en especial comentó que comenzó a practicar el amor propio por su hija, que está en la etapa de la adolescencia, intentando transmitirle lo que a ella le faltó. “Me paro frente al espejo y le digo a Mia, ‘Somos tan dichosas de tener una forma. Somos suertudas de ser curvilíneas. Tenemos suerte de que tenemos buenos traseros’. Y ella dice, ‘Mamá, lo sé, gracias a Dios’. Así que pienso que realmente está funcionando, esa cosa que he estado haciendo”.

Es un ejemplo bastante bueno e impresionante que todas deberíamos hacer, con nosotras mismas y con quienes nos rodean. Si nos sumergimos en positividad, solo tendremos más felicidad a nuestro rededor, como también cerró con sus palabras la actriz: “La felicidad no es una búsqueda por la perfección facial o física, viene desde el interior“.

Puede interesarte