Por Ignacia Godoy
7 septiembre, 2016

A veces las Kardashian nos sorprenden.

Cuando escuchamos la palabra Kardashian, normalmente creemos que será una noticia sobre moda, enredos amorosos, Kanye West o Kylie y sus constantes cambios de pelo (que realmente me confunden, ¿serán pelucas o serán reales?). Pero me enorgullece escribir esta noticia que no tiene nada que ver con eso y sí tiene la palabra Kardashian entre medio. 

La hermana del medio, Kourtney, que realmente solo hizo noticia en el reality por haber estado con el hombre más estúpido de la tierra (Scott The Lord Disick), ha decidido que su hija Penélope no escuchará la palabra «gorda» de su boca, o de ningún miembro de su familia.

Fridaze.

A photo posted by Kourtney Kardashian (@kourtneykardash) on

¿Por qué?

Bueno, la hermana más centrada de la familia de reality ha dicho que esto solo haría que su pequeña de 4 años se empezara a preocupar por su físico y obsesionarse por algo así a tan temprana edad es lo último que quiere Kourtney. Una ironía si pensamos que toda la familia Kardashian es adicta al gimnasio, pero qué más da. Quiere enmendar el camino y yo le doy un aplauso.

My CUBA travel diary. On my app. #LinkInBio And part two of our trip to Cuba episode airs this Sunday!

A photo posted by Kourtney Kardashian (@kourtneykardash) on

«Dicen que si una madre tiene confianza en su cuerpo, las hijas probablemente no tendrán desordenes alimenticios. Si digo: Ugh odio este atuendo me voy a cambiar. Ella se irá a cambiar miles de veces antes de estar feliz con lo que tenga puesto»

-Kourtney Kardashian a Cosmopolitan


Y la verdad es que la hermana Kardashian tiene razón. Un estudio reciente demostró que la actitud de una madre en cuanto a la comida y a su figura, repercute directamente en la de sus hijos. ¿Habrá leído la investigación?. No, eso ya es esperar mucho.

Así que muy bien por Kourtney y esperamos que su hija Penélope crezca sana y feliz.

Puede interesarte