Por Emilia García
23 julio, 2015

Hemingway, Mary Poppins, Mister Hyde o el Profesor Chiflado, ¿cuál de estos personajes eres tú con unas copas encima? 

No escuchamos nada nuevo cuando nos dicen que el alcohol hace que saquemos una personalidad completamente distinta a la que acostumbramos tener. Algunos hablan de una revelación de la verdadera identidad, otros de que el efecto simplemente nos hace decir y hacer tonteras. Sin embargo, a pesar de las muchas teorías que podamos tener, hay una que es la más legítima, y que está comprobada científicamente: cuando estamos borrachos hay 4 personalidades que podemos sacar a la luz.

[jwplayer player=»2″ mediaid=»34282″]

Según un estudio publicado en el journal Addiction Research and Theory, investigadores de la Universidad de Missouri-Columbia en Carolina del Sur, reclutaron a 347 estudiantes que bebían con frecuencia y que tenían algún amigo que los conocía perfectamente sobrios y borrachos. A estas personas se les pidió respondieran encuestas sobre sus amigos con respecto a su personalidad usando el mismo criterio que usan los psicólogos: características neuróticas, extrovertidas, abiertas, más dadas a aceptar cosas o más o menos conscientes. A raíz de los resultados, se agruparon las personalidades y se concluyeron las siguientes 4 que justamente coincidían con personajes altamente populares: Hemingway, Mary Poppins, Mister Hyde y el Profesor Chiflado. Así es cada uno de ellos.

1. Hemingway

articles-276108_recurso_3

Fuente

Este clasificación lleva este nombre porque Ernest Hemingway era conocido por beber grandes cantidades de whisky sin que se le notara. Por tanto, quienes entran en esta categoría son aquellos que pueden beber mucho sin cambiar de manera radical (a excepción de un caso de intoxicación). Su intelecto no suele variar, así como tampoco sus habilidades de ser organizados y bien preparados. Sorpresivamente los Hemingway representan el mayor porcentaje de los bebedores, con un 42%.


2. Mary Poppins

large

Fuente

Los Mary Poppins son aquellas personas que en el diario vivir son extrovertidas, amables, dulces y alegres, rasgos que se exageran cuando estos beben demás; se transforman en personas aún más cariñosas, agradables y simpáticas. Lamentablemente, este grupo es el más reducido de todos con un porcentaje del 15%.


3. Mister Hyde

Captura-de-pantalla-2015-07-21-a-las-16.11.22

Fuente

Esta es la transformación más negativa de todas y hay un 23% de las personas que caben en ella. En esta categoría entran los que cada vez que se emborrachan comienzan a buscar la pelea y el desastre. Usualmente se reducen sus niveles de responsabilidad, intelectualidad y aumenta la hostilidad e irritabilidad. Este tipo de borrachera es la que tiene las consecuencias más graves a niveles físicos pues tienden a terminar heridos por a, b o c motivo, o, probablemente tras las rejas por una noche.


4. El Profesor Chiflado

Ul58jYd7QEKScamqMRVy_nutty_professor

Fuente

Tal y como el Profesor Chiflado, los que entran en esta clasificación (20%) son aquellos que usualmente son introvertidos y callados, pero que con un par de copas dejan todo en la cancha. Se transforman en personas altamente extrovertidas y sociables, que no tienen problema a la hora de hacer amigos. Esta es la brecha más grande de personalidades bajo los efectos del alcohol, sin embargo suele quedar ahí: no son escandalosos ni mucho menos, sino que simplemente esos amigos tímidos que se transforman en el alma de la fiesta cuando toman un poco más.

Y tú, ¿con cuál te sientes identificado?

Puede interesarte