Por Emilia García
31 julio, 2015

Mientras más, mejor. 

De los 20 a los 30 es la llamada «etapa de definición». Durante estos 10 años nos dedicamos a elegir nuestro futuro laboral, nuestros amigos y muchas veces a nuestra familia. Es un periodo de prueba, en donde el círculo de amigos rota y rota. Y aunque muchos puedan pensar que eso está mal «porque las relaciones no son desechables» y bla bla, en realidad eso es de hecho bueno, por muchos factores.

De esta manera vamos definiendo nuestra personalidad, vamos viendo con quiénes encajamos mejor, vamos viendo qué es lo que queremos para nuestra vida, aprendemos, nos damos cuenta de que las cosas no son para siempre, y un sin fin de cosas más que explican el por qué vamos perdiendo y ganando amigos en nuestros 20. Y es que todo eso lo sabemos, pero lo que no sabemos es que tener muchos amigos durante esta etapa además de dejarnos cientos de historias y legados, aumenta nuestra salud personal y nos ayuda a vivir más. ¿Qué tal?

Captura-de-pantalla-2015-07-28-a-las-16.03.51

@kuralist

Un nuevo estudio de la Universidad de Rochester concluyó que aquellas personas que tenían amistades significativas en sus 20 tendían a tener un alto nivel de calidad de salud y bienestar más tarde en sus vidas, mientras que aquellos que tenían bajas conexiones sociales terminaron con un alto riesgo de mortalidad temprana. 

Este estudio tardó 30 años en realizarse. Los investigadores siguieron a los 133 participantes desde un estudio de 1970 para ver la cantidad de amigos que tenían en el colegio y así ver la influencia que esto tenía en su éxito en la vida. Ahora todos tienen más de 50 y escribieron en diarios online acerca de sus vidas para entregarle información a los investigadores sobre cómo estaban. 

Captura-de-pantalla-2015-07-28-a-las-16.04.01

@n0thappy

«Considerando todo lo que pasa en la vida durante esos 30 años que siguen -matrimonio, criar a una familia y construir una carrera- es extraordinario que resulte haber una relación entre los tipos de interacciones que los estudiantes y los adultos jóvenes tienen con su salud emocional mas tarde en la vida«, dijo Cheryl Carmichael, la autora principal del estudio en una conferencia de prensa.

Otros estudios también corroboran esta teoría, diciendo que la amistad juvenil no solo tiene beneficios saludables, sino que también ayuda a mejorar las funciones del cerebro y a registrar menores niveles de estrés.

¿Te dieron ganas de llamar a tus amigos del colegio? A mi también.  

Puede interesarte