Por Candela Duato
19 enero, 2015

Me he convencido a mí misma de que he experimentado lo que es enamorarse simplemente porque sentía que era parte de crecer. Sentía que si tenías 22 años y no te habías enamorado aún era algo que demostraba que no eras capaz de sentir una emoción como esa. Quizás nunca me iba a enamorar.

He experimentado esa sensación abrumadora de desear a alguien. Algunos creen que el amor es la manifestación física de tus estados emocionales, que la adoración que sientes por otra persona se manifiesta con manos sudadas, mariposas en el estómago y mejillas sonrojadas. Para mí estas emociones nunca se han visto acompañadas por ese sentido de aceptación incondicional por la otra persona o por la habilidad de quitarte toda la armadura y mostrarte vulnerable. Me he dado cuenta que el amor tiene que ver con dejar que otra persona te vea completamente. Tiene que ver con comprender y aceptar a otra persona por lo que son y al mismo tiempo inspirarse mutuamente a ser mejores personas.

large-4

Me di cuenta de la diferencia entre el amor y el deseo un día cuando cancelé una cita debido a un grano horrible que me había salido en la cara. Recuerdo que di una excusa, dije que mis padres querían que me quedara. Después, durante ese día, fue abordada por una pareja de ancianos que buscaban un dentista. El señor me explicó que el diente de su esposa se había caído y que sentía mucho dolor. Habían estado recorriendo todo el condado buscando un dentista que atendiera los fines de semana. Les di la dirección del dentista más cercano y luego le sonreí a la mujer, diciéndole que esperaba que se sintiera mejor pronto. Ella me devolvió la sonrisa, diente faltante y todo.

large-2

Me di cuenta que nunca había tenido ninguna relación en la que me sintiera tan cómoda como para querer que mi pareja estuviera conmigo si me faltaba un diente. Creo que todos tenemos ese tipo de días. Habrá días en los que no importará lo dura que sea nuestra armadura, no seremos capaces de esconder nuestras debilidades. No deberíamos de tener que escondernos del amor durante esos días. Creo que la diferencia entre el amor y el deseo es el aceptarse completamente. El amor significa que comprendes que puedes confiar en la otra persona y que igual podrás verlos al día siguiente. El amor es ser capaz de decirle al otro las cosas que te cuesta decirte a ti mismo porque no quieres creer que sean verdad. Es mucho más fácil enfrentarte a tus fantasmas si tienes a alguien a tu lado, especialmente si sabes que esa persona se quedará contigo durante todo el viaje y que no abrirá la puerta para mirar y luego saldrá corriendo.

large-3

Me temo que nuestra generación a veces confunde sacarse la ropa con sacarse la armadura. Si bien la intimidad es un componente importante del amor verdadero, no lo es todo. El amor significa no tener que esconderte o cambiar por otra persona mientras que al mismo tiempo tienes ganas de mejorar como ser humano porque te inspiran a hacerlo. La intimidad es fácil de generar. Sólo se necesitan un par de tragos y un departamento. Pero viene y se va. El amor no es deseo, el amor no es intimidad. El amor es amor, y es igual para todos quienes tengan la suerte de experimentarlo.

Visto en Thought Catalog. 

Puede interesarte