Por Valentinne Rudolphy
15 enero, 2016

«¿Y hoy? Hoy este es un cuerpo que es amado, adorado y cuidado por la única persona cuya opinión importa – YO MISMA.»

Molly Galbraith es una entrenadora y co-fundadora de Girls Gone Strong, una comunidad de mujeres y deporte. Es una mujer con un físico fuerte y cuidado, en especial por su pasión por el levantamiento de pesas y ejercicio. Pero como todos, ha tenido sus complejos, en especial dentro del mundo que ella se mueve, donde el más fuerte y musculoso es el que sobrevive.

A Molly le importa mucho mantenerse fuerte, más que delgada. Pero además dejaba que las opiniones la afectaran mucho, ya que participaba en concursos de físico, y levantamiento de pesas, entre otras cosas.

Cada año ella solía hacer algún tipo de resolución para cuidar su cuerpo. Pero el 1ero de enero del 2016, no tenía nada en mente. Por eso, hizo una inspiradora publicación:

1662087_802956603161085_8974544579652936525_n
Molly Galbraith

«Este es mi cuerpo. Esta no es una foto de “antes”. No es una foto de “después”.

Así resulta que mi cuerpo se ve en una tarde cualquiera de martes en diciembre del 2015 – es una fotografía de la VIDA.

Este es un cuerpo que ama la proteína y los vegetales y el queso y helado. Es un cuerpo que ama las pesas y flexiones y el peso muerto y dormir. Es un cuerpo que ha sido abusado por la comida rápida y noches largas y el estrés. Es un cuerpo que ha sido forzado hasta el extremo en competiciones corporales y a su mayor fuerza en reuniones de levantamiento de pesas. Es un cuerpo que ha rogado por piedad cuando ha sido diagnosticado con enfermedad de Hashimoto y Síndrome de Ovario Poliquístico. Es un cuerpo que ha sido llamado:

– demasiado gordo

– demasiado delgado

– muy masculino

– muy fuerte

– muy débil

– muy grande

– muy delgado

… todo en la misma semana».

12241715_781931578596921_4972236341864767574_n
Molly Galbraith

«Este cuerpo ha sido evaluado públicamente, juzgado y criticado, y esos juicios han sido usados para determinar mi nivel de habilidad como entrenadora, y mi valor como persona, negativa y positivamente. Algunas personas dicen que “matarían por tener este cuerpo”. Otros dicen que “se matarían a si mismos si tuviesen este cuerpo”. (Sí, lamentablemente eso es algo que la gente dice). Es un cuerpo en el que he gastado mucho tiempo, energía y espacio mental para que se viera diferente.

¿Y hoy? Hoy este es un cuerpo que es amado, adorado y cuidado por la única persona cuya opinión importa – YO MISMA.

Es el primer año en un largo tiempo que recuerdo que NO he hecho resoluciones para cambiar como luce. Es una especie de libertad y no pensé que nunca la experimentaría, y se siente muy, muy bien».

944397_801026320020780_4117616273124518756_n
Molly Galbraith

Con una sola publicación, Molly echó afuera todos sus complejos, las opiniones que antes le importaban, y decidió amarse. Tiene un cuerpo saludable, pero que para muchos puede no ser suficiente. No importa – lo realmente importante, es que ella esté cómoda con él, como lo demostró ahora.

Esta es una verdadera lección para todos. Porque está bien cuidarnos, y exigirnos, pero debe ser bajo nuestros propios términos, no los de otras personas. Ella quiso motivar a las personas a olvidarse de los estándares imposibles, y establecer estándares propios. Y por eso, ya ha alcanzado más de 109.000 Me Gusta y muchos compartidos.

¡La mejor no-resolución para este 2016!

Puede interesarte