Por Candela Duato
3 febrero, 2015

Más de la mitad de las niñas entre 6 y 8 años desean tener un cuerpo más delgado. 

No es un secreto que muchas mujeres y chicas jóvenes tienen problemas con su imagen. Desde la última locura por tener muslos que no se tocaran entre sí hasta nuestra fascinación por las celebridades que tienen cuerpos de bikini, es fácil ver que nuestra cultura está obsesionada con la delgadez. Sin embargo parece ser que esta obsesión poco saludable con el peso se ha trasladado, además, a las escuelas primarias: Un nuevo estudio ha descubierto que gran parte de las niñas comienzan a hacer dieta a los 10 años y que un gran número de niños pequeños se sienten insatisfechos con sus cuerpos.

large-10

Este nuevo estudio se centra en el rol que tienen los medios de comunicación en el desarrollo de las actitudes y comportamientos respecto de la imagen corporal tanto en niños como en adolescentes. El estudio finalizó con varias conclusiones perturbadoras, siendo una de ellas que los problemas con la imagen corporal comienzan mucho antes de lo que pensábamos, especialmente para las niñas pequeñas. El estudio descubrió que incluso los preescolares se preocupan por sus cuerpos y son conscientes de que la sociedad juzga a las personas tomando en cuenta cómo se ven. Niños de tan sólo 5 años expresan no estar satisfechos con sus cuerpos. A la edad de 6 años los mismos comprenden el concepto de ‘hacer dieta’ y puede que incluso lo hayan intentado. A los 7, un cuarto de los niños han realizado algún tipo de comportamiento que se refiera a una dieta y más de la mitad de las niñas entre 6 y 8 años desean tener un cuerpo más delgado. Todavía más sorprendente, un 80% de las niñas de 10 años han hecho dieta.

large-11

Todas estas estadísticas demuestran el abrumador descontento que sienten los niños pequeños con sus cuerpos, algo que probablemente seguirán experimentando a medida que crezcan. Estos temas de imagen corporal son más serios que una simple inseguridad: la imagen corporal se relaciona con la imagen que tenemos de nosotros mismos y puede afectar aspectos emocionales y sociales del bienestar, así como también un desarrollo saludable. Una imagen corporal negativa puede provocar problemas mentales tales como trastornos alimenticios, baja autoestima y depresión, enfermedades que pueden ser especialmente negativas para niños de 10 años y menos. Es triste pensar que niñas de 6 años se sienten molestas con lo que ven en el espejo en vez de disfrutar de jugar.

large

Si bien los medios de comunicación tradicionales y las Redes Sociales juegan un rol importante a la hora de demostrar actitudes más positivas con respecto a distintos tipos de cuerpos, los niños pequeños son particularmente impresionables cuando se trata de los comportamientos de quienes los rodean. Una forma en la que puedes asegurarte de que los niños a tu alrededor desarrollen una imagen corporal positiva es tener cuidado con los comentarios que haces sobre tu propio cuerpo y apariencia. Ningún niño tan pequeño debería tener todas estas inseguridades, deberían de estar preocupados por saber cuándo saldrá la nueva película de Disney.

 Visto en Bustle & We heart it.

Puede interesarte