Por Andrea Araya Moya
6 julio, 2015

Vive más el presente en lugar de pensar tanto en el futuro.

La vida es mucho más que imaginar lo que vendrá pronto. Que planificar, que esperar resultados, que preocuparse de qué sucederá en el futuro. Es mucho más que preguntarte qué pasará más adelante, qué es lo que te espera. La vida se trata de vivir las experiencias, de aquellas que te permiten aprender y darte cuenta de los detalles. De esas que te demuestran lo hermoso que es vivir y lo increíble que es poder sentir sin estar preocupados por el futuro.

delante3

@Sandra Gajarova

Preocúpate de vivir cada día al máximo y no planificar exageradamente, pues de tanto preocuparte por lo que vendrá te perderás todo lo que está pasando frente a tus ojos y después lo lamentarás. No podrás recordar esos momentos que te hicieron sentir y no serás capaz de abrir los ojos con las mismas ganas que tenías antes. No podrás vivir al máximo y estarás constantemente pensando en el pasado, en lo que pudiste hacer y en lo que te perdiste por estar demasiado concentrada en el futuro.

delante4

@Sandra Gajarova

Vive cada día como si fuera el último. Como si no quedara más aliento. Como si cada segundo fuese el más importante siempre, pues así lo es. Siente, vive, imagina, y, sobre todo, aprende, pues así agradecerás haber estado presente cuando ese futuro que esperabas ya haya llegado. Si no planificas tanto y te dedicas simplemente a vivir notarás que todo será mejor, vivirás más, aprenderás de mejor manera y lograrás tomar lecciones de cada situación que vivas.

delante2

@Sandra Gajarova

Porque la vida es más que lo que tenemos delante, es aquello que tenemos dentro del corazón y que nos inspira a vivir cada momento que se nos pueda presentar, pues es eso lo que nos define, y lo que debe importarnos.

Vive el momento, pues nadie podrá hacerlo por ti.

Puede interesarte