Por Pilar Navarro
17 abril, 2015

Parece como si cupido no quisiera tocar tu puerta, pero es posible que seas tú misma quien se esté auto-saboteando.

Parece que vivimos en una época en la que todos buscan el amor. Estar enamorado es la tendencia y cientos buscan a su media naranja intentando encontrar ese “fueron felices para siempre” de película y llenar su cuenta de Instagram con fotos de cenas para dos. Sin embargo, al mismo tiempo parece que ser que hoy más que nunca los no tan felices solteros abundan. Tienen entre 20 y 30 años, el mundo a sus pies, todas las aplicaciones de citas a mano pero siguen sin encontrar a esa persona mágica, al príncipe azul o a la princesa encantada. Pocos son quienes admitirían auto-sabotearse en la búsqueda del amor pero lo más probable es que lo estés haciendo sin siquiera darte cuenta.

Las contradicciones hacen su aparición pronto, incluso antes de la primera cita, y lo que parece comenzar bien pronto terminará de forma abrupta. ¿Serás culpable de alguno de estos errores a la hora de buscar el amor? Sigue leyendo para averiguarlo.

1. Sigues pensando en el pasado

Seguir pensando en tu ex o en las cosas que no fueron o que no puedes cambiar al enfrentarte a una nueva relación no es de mucha ayuda. Tampoco es recomendable comparar una nueva relación con una anterior por irresistible que parezca porque claramente dos personas diferentes generarán dos relaciones diferentes. Mantenerte anclada al pasado no sólo te impedirá evolucionar como persona, sino que también hará difícil que logres consolidar una relación. Por otro lado, quienes viven en el futuro imaginando lo que pasará tampoco tendrán mejor suerte: la clave es vivir en el presente y disfrutar el ahora de tu relación.


 2. El arte de la comunicación no es lo tuyo

083
Fuente: We Heart It

Es un poco irónico que nos cueste comunicarnos en una era que nos mantiene más conectados que nunca. El problema, sin embargo, no es la tecnología sino que las reglas que hemos creado a la hora de usarla: “no le envíes un mensaje de inmediato o pensará que estás desesperada,” “no esperes demasiado porque pensará que no estás interesada,” “espera que él te escriba primero y si pasan X cantidad de días quizás escríbele tú,” etc. Al mismo tiempo, después de tantas reglas y horas en las que intentamos decodificar el significado de un ‘ok’ que no va a acompañado de un emoji hemos perdido la capacidad de comunicarnos cara a cara. Nos escondemos tras una foto de perfil, tras un chat que dependiendo de nuestro humor ignoramos o tomamos en cuenta de formas desproporcionadas. Si bien lo ideal sería volver a tener una comunicación más honesta y normal, debemos considerar que todos parecen usar este mismo método. Aún así, decidir comunicarte de forma honesta te abrirá las puertas y aumentará tus posibilidades de encontrar un chico que prefiera el mismo tiempo de comunicación.


 3. Pretendes ser alguien que no eres

Todos hemos pasado por esto. La cita va de lo mejor, todo parece genial pero pronto comienzas a darte cuenta que él no es el chico con el que usualmente saldrías. Puede que sea muy guapo pero no tienen mucho en común y al parecer él tiene otra imagen de ti. Es entonces cuando te enfrentas al dilema de admitir que no, no conoces ese restaurant, no frecuentas ese local o no practicas ese deporte o simplemente hacerle creer que eres alguien que no eres para que luego se enamore de una versión ficticia de ti. Está demás mencionar que mantener una imagen falsa de ti misma se vuelve algo muy complicado y que, por lo demás, te generará mucha ansiedad. Sé sincera con la otra persona, muéstrate tal como eres y así lograrás encontrar a un chico con quien realmente puedas estar y disfrutar la vida.


 4. No dices lo que realmente sientes

084
Fuente: We Heart It

Esta característica no es específica del comienzo de una relación. De hecho, hay muchos momentos en los que no decimos lo que realmente sentimos. Sonreímos y decimos que si en vez de expresar nuestra incomodidad. Creemos que nuestro deber es nunca incomodar al otro o en ocasiones incluso sentimos vergüenza de admitir que no, la verdad es que tenemos otros intereses, otros gustos, nos incomoda eso que acabas de decir y preferiríamos hacer otra cosa. Si decides quedarte callada lo único que conseguirás será que a la larga comenzarás a sentir más y más resentimiento. Quiérete y acéptate como eres y de esta forma siempre preferirás ser honesta sobre lo que sientes en vez de complacer a los demás.


 5. Eres una ciber-detective

Todas somos culpables de este punto y quizás aquí si aceptaría culpar a la era digital. Todo el mundo existe en algún tipo de red social hoy en día y si revisas el Facebook de tu mejor amiga a cada rato sólo porque la quieres mucho… ¿Por qué no revisar las redes sociales de ese chico que te invitó a salir? Si bien esta puede parecer una buena estrategia a la hora de conseguir un poco más de información y prepararte de mejor manera la verdad es que en muchas ocasiones puede hacer que descubras información que luego, cuando él te la cuente en persona, no será tan interesante. Peor aun será si es que lo olvidas y respondes con un descuidado “Oh, claro, sí sabía” sólo para que luego tu cita descubras que eres una pequeña y efectiva detective.

El amor es algo que va y viene con el tiempo, y por mucho que lo persigas, cada cosa ocurre en el momento indicado. Lo más importante a la hora de comenzar una nueva relación es comprender el momento de tu vida en el que te encuentras y asegurarte que lo haces porque sientes real interés en la otra persona y no porque todos los demás están saliendo con alguien. Asegúrate de siempre comprender tus deseos y necesidades y de esta forma la otra persona podrá verte de forma más real. Después de todo, nadie quiere enterarse después de dos meses que la chica o el chico con el que están saliendo realmente es una persona diferente.

 

Puede interesarte