Somos la mejor compañía en todas las ocasiones, salvo que te tomes las cosas demasiado en serio.

Ser una persona sarcástica no es tener cualquier característica. No somos personas comunes y corrientes, ah no. En verdad tenemos bastantes atributos e incluso es un signo de inteligencia. Puedes jugar con el humor y la crítica, y también con la mente del resto de las personas. ¿No te parece divertido?

Captura de pantalla 2015-07-06 a las 17.33.32

Emelie Natascha.

Es difícil, pues no a todo el mundo le resulta la ironía o el sarcasmo. Es algo que se da de manera natural, o través del tiempo, pero es imposible de imitar así sin más. Es un talento que solo algunos tenemos, y muchos creen que hacen a una persona más atractiva, interesante y mejor a la hora de conocerse en el ámbito amoroso.

Primero, se trata de humor, y eso siempre es una pieza esencial a la hora de una conquista. La capacidad de reírse de las situaciones y no tomarse todo siempre muy a pecho. Hay un límite, pero con el sarcasmo ese límite es un poco más borroso que lo común. De algunas maneras, a la hora de interactuar con quien sea, la ironía siempre es un buen as bajo la manga, y una buena manera de romper el hielo.

Captura de pantalla 2015-07-06 a las 17.33.43

Taylor Tipett.

Con respecto a las citas por ejemplo, es una buena manera de entablar conversación y sentirse cómodas, y de demostrar interés sin tener que caer en cursilerías y cosas demasiado clichés. Y es atractivo para el otro saber que, a pesar de que estén saliendo bien o mal las cosas en su encuentro, te lo puedes tomar con humor. Además, establece estándares, porque si alguien no comprende tu manera de expresarte, quizás no vale la pena (o tu tiempo).

Para seguir a una persona sarcástica, hay que estar atento y no perder el hilo. O sea, contigo, el que pestañea, pierde. De alguna manera eso te hace llamativa o atractiva hacia el resto, pues también lo hemos hablado: es un signo de confianza, pues te abres con respecto a quien eres, además de demostrar tu inteligencia. Oh sí, no es que esté alardeando, es así, pues requiere una mayor astucia y trabajo mental.

Captura de pantalla 2015-07-06 a las 17.33.37

Emelie Natascha.

Por otro lado, todos saben que un sarcástico será de muy buena compañía, o al menos siempre tendrás una manera de transformar cualquier conversación en una interesante. Esto no es una tarea fácil, requiere dedicación y atrevimiento, decir lo que piensas de manera audaz y que logre un efecto siempre, de verdad, es cosa seria. No se lo tomen a la ligera, pues tú, que no eres sarcástica, sabes que es difícil.

Y es que la lista nunca termina. Realmente: ser sarcástica es genial. Demuestra solo cosas positivas de ti, y como cualquier otro poder, debes usarlo para bien. Pero te logras destacar en cualquier encuentro, y es porque realmente eres una estrella de rock del humor, y eso te hace muy especial.

Puede interesarte