Eres mamá, pero no dejas de ser humana. A veces solo necesitas que alguien te diga estas simples palabras para calmarte.

Llamé a mi madre, para saludar rápidamente y comenzar a hablar. No quería sonar preocupada, por lo que continué como si hubiese visto la cosa más graciosa del mundo. “Bueno, el pequeño y yo estábamos sentados en el piso y él estaba alcanzando un juguete y estaba haciendo un trabajo tan bueno parándose que yo solo dejé mi mano detrás para darle estabilidad y bueno, se apoyó muy lejos por el lado y se cayó y no lo alcancé a agarrar y se pegó en la cabeza contra el juguete de madera y él después solo se quedó mirándome“.

Continúe con un poco más de ansiedad en mi voz. “No lloró y no está medio dormido o letárgico y no vomitó ni nada, entonces estoy casi segura que no tiene una contusión… pero, ¿tú qué piensas?

mother copy

Mi mamá se apresuró a responder, conociendo la intención de la llamada: “Creo que estará bien, Becky. Creo que tú también estarás bien”.

No ha sido esta mi primera llamada de este tipo. En los últimos años he hecho un sinfín de llamadas a mi madre, al pediatra, a control de envenenamiento… Con toda mi ansiedad y preocupaciones, me aferré una y otra vez a la voz que venía de la otra línea diciendo que está todo bien.

llamar

Pero recientemente, me he dado cuenta que no sólo anhelo esas palabras como madre. Hay veces cuando estoy desesperada por escucharlas como esposa, hija, o amiga también. Necesito que me lo recuerden constantemente. Lo que sea que te haya traído a leer estas palabras en este pequeño espacio seguro, siento que necesito recordare que todo estará bien.

Quizás estás esperando para que esas dos bellas líneas rosadas aparezcan, o quizás tiraste a la basura otra prueba de embarazo negativa, o quizás te comprometiste hoy.

Mujer-61

Quizás piensas en qué te has metido al casarte, o no sabes qué harás cuando tu bebé salga por fin de tu panza, o estás tan ocupada que no cabe nada más en tu agenda y solo quieres descansar.

Tal vez te sientas menospreciada, o perdida, sola, pero realmente debes leerme: todo estará bien. tú estarás bien.

Hay una cosa que es verdad, y es que la vida tiene una forma de ir hacia delante. Los relojes siempre seguirán funcionando, y los calendarios girando. Y mientras se sienta como si estuviéramos en este punto de incertidumbre, o tristeza, o dolor, o desesperación, el tiempo nos ha hecho una promesa: mañana será otro día. Un nuevo día lleno de esperanza y vida y cambio.

mujer-59

No sé dónde estás parada en este minuto, pero sí sé que no estás sola. No siempre será así de difícil o sobrecogedor. No siempre será así de estresante, o de incierto. Estará todo bien.

Respira hondo. Y continúa tu día.

Escrito por Becky Thompson en Scissortail Silk & Imágenes de We Heart It.

Puede interesarte