Colaboración por Karla Cervantes
Amante de los libros y la lluvia. Me gusta la música y también inventarla. Introvertida y buscando lo que más quiero.

Gracias por haberte marchado de mi lado. Hiciste que cambiara, para mejor.

Empezaré por ser totalmente sincera: rompiste mi corazón. Lo hiciste añicos, lo pisaste y lo botaste a la basura, como un pedazo de papel cualquiera que alguien deja tirado en el piso. Así me dejaste, pero el tiempo ha pasado, y hoy te tengo una gran noticia.

Primero, tengo que confesar que cuando dijiste que te ibas y yo me quede ahí parada, quieta y con lágrimas negras en las mejillas, me dolió. Sentí un enorme vacío en mi pecho. No sabía que hacer y obviamente pedí ayuda. Mis amigos estuvieron ahí para mí, mi familia también me ayudó. Ahora te diré que te extraño, pero eso no significa que te quiero conmigo otra vez. Si pensaste eso, estás completamente equivocado.

Captura de pantalla 2015-07-07 a las 11.05.25

Marta Lozano.

Tu partida me dejó algo nuevo, algo motivante por aprender, y era a ser feliz conmigo misma. Empecé a ocuparme, a conocer miles de hombres, casi todos de manera más casual. Pero no solo es eso; terminé la escuela y empecé a trabajar, mi vida empezó a abrir camino y yo iba bien. A pesar de que no tenía a quien contarle lo bueno que me estaba pasando, me sentía bien, feliz. Jamás imaginé decirte esto, pero si te fuiste, fue por que la vida tenía algo mejor para mi y yo por “amor” no lo quería ver. Si algo puedo asegurar es que jamás vas a conocer a alguien como yo, jamás alguien te va a llegar a amar y tolerar como yo todas esas estupideces. Lo mejor que pudiste tener en tu vida se está despidiendo de ti, porque jamás me volverás a ver, y si me vuelves a ver, encontrarás a alguien diferente.

Captura de pantalla 2015-07-07 a las 11.05.20

Tatiana Ringsby.

Ya no verás a aquella niña tonta que creyó todas tus mentiras. Ya no verás a esa niña tan débil ante tus pies. Verás a la mujer en la que me convertí en apenas unos meses, verás a la mujer más fuerte del mundo, verás a la mujer más exitosa. Y todo será gracias a mi misma. Te puedo decir que estoy que de ahora en adelante nuestras vidas son paralelas, jamás se volverán a cruzar. Ahora ve y se feliz y no vuelvas a mí, porque no te lo estoy pidiendo, solo quería decirte lo bueno que fue que te marcharas de mi vida.

Te deseo lo mejor en la vida. Y te seré sincera, eres el error más honorable de mi vida, y si volviera a vivir seria un honor equivocarme contigo, solo es cuestión de que tú lo desees.

Gracias por no quedarte.