Por Laura Silva
23 agosto, 2016

Alguna vez te lo has preguntado, ¿o no?

Mientras en el mundo se plantea un debate en torno a la implementación de los baños unisex, hay otra cuestión relativa a este tema que merece ser discutida: ¿de qué manera es mejor hacer ‘el número dos’? Mientras que en gran parte de Occidente sentarse parece ser la respuesta obvia para esta pregunta, la posición en cuclillas también tiene adeptos.

La deposición requiere que el recto se contraiga, mientas se llena con heces. Esto causa que el músculo del canal anal deba relajarse.

Las cuclillas permiten que las haces tengan un pasaje más despejado y directo mientras pasan por el canal.

A esta conclusión se llegó después de que el investigador israelí Dov Sikirov obtuviera el registro del tiempo empleado por los esfuerzos intestinales de 28 voluntarios.

Los voluntarios se sentaron en retretes de diferentes alturas y también hicieron cuclillas en un contenedor plástico. De esta manera tomaron el registro de seis deposiciones continuas en cada postura.

El tiempo promedio empleado en la posición de cuclillas fue de 51 segundos.

Mientras que en los retretes más bajos se registraron 114 segundos y 130, en los más altos.

Un estudio japonés se enfocó en el ángulo anorrectal de seis participantes, que tuvo mayor apertura en cuclillas. Los voluntarios manifestaron menos presión abdominal en esta posición.

Otro estudio hecho en Pakistán, con personas que padecían de fisuras anales, también encontró más beneficiosas las cuclillas.

¿Cambiarás tu postura?

Puede interesarte