Por Rocío Valenzuela
24 marzo, 2016

Es lo más falta de respeto que he escuchado en mucho tiempo.

Dylan Downing, de Texas, decidió salir la semana pasada a comer sushi y para eso llevó a su pequeño hijo de dos meses, Mason. Mientras estaban comiendo en la mesa, Mason comenzó a llorar. Dylan inmediatamente supo que ese llanto tenía un motivo: era hora de que el bebé recibiera comida.

En ese momento Dylan decidió sentarse en un sillón del lugar para amamantar a su hijo, acción que molestó a tres hombres a pesar de saber que en Texas es legal que una madre amamante a su hijo donde estime conveniente.

En medio de esta situación, los hombres comenzaron a manifestar su malestar con una camarera identificada como Rattana. Ella decidió que para calmar la situación lo mejor que podía hacer era tapar al pequeño y la madre con un paño.

Según las declaraciones que Dylan dio a Khou 11 News, lo que hizo fue arrancar el paño para preguntarle por qué la estaba tocando y por qué tapaba a su hijo. Rattana inmediatamente entendió el error que había cometido.

«¿Quieres escuchar a mi hijo gritar o quieres ver mi seno por dos segundos? ¿Te gustaría comer con la cabeza tapada? Es sólo un seno. Es para lo que se crearon. Es legal en Texas. No entiendo cuál es el alboroto… miren para otro lado. Pueden ver senos gratis en internet. Sólo estoy alimentando a mi hijo», señaló al mismo canal.

Molesta con todo lo ocurrido, no dejó propina para la mesera, pero en cambio le dejó un claro mensaje:

02
KHOU 11 NEWS

*No toques a mujer amamantando!

Luego del incidente la mesera se disculpó con Dylan y ella seguirá yendo a ese lugar a comer sushi. Su intensión era que esto quedara en conocimiento de las personas para que no volviera a ocurrir.

¿Y tú, que harías en su lugar?

Puede interesarte