Por Candela Duato
26 octubre, 2014

having-all-boys

Tengo tres hijos. No, no estoy tratando de tener una niña.

No quiero decir que no me gustaría tener una hija, es sólo que ya he terminado de tener bebés. Tres niños en un lapso menor a 3 años es más que suficiente para nosotros. Estoy muy cansada de que la gente nos pregunte si estamos tratando de tener una hija después de escuchar que “sólo” tenemos niños. Como si mi familia no pudiera estar completa siendo yo la única chica alrededor.

Cuando mi marido y yo estábamos hablando de tener hijos, nunca hablamos del sexo de nuestros bebés. Nunca dijimos que queríamos x número de niños y x  número de niñas. Nosotros sólo hablamos de cuántos niños pensábamos que serían adecuados para nosotros. Voy a admitir que el número solía ser cuatro, pero luego decidimos que tres era el número perfecto para nosotros.

Nunca hubo ninguna conversación mientras estaba embarazada del segundo o tercer bebé, sobre si nos gustaría parar en caso de que fuera una niña o si nos gustaría continuar si es que era otro niño. Es absurdo mirar el rostro del recién nacido y decir “¡Uf, otro muchacho! Bueno, supongo que lo intentaremos con el próximo…”IMG_2459

De todos modos, tuve que aceptar la idea de que nunca tendría una niña, porque siempre asumí que sí tendría una. Pero, dicho esto, estaba segura de que nunca me sentiría decepcionada con ninguno de mis hijos. Si hubiera tenido una niña -además de mis hijos- por supuesto que hubiese estado feliz. Pero nunca miré a alguno de mis hijos y deseé que fuera una niña. Y en este momento de mi vida ni siquiera pienso en ningún otro bebé, sea hombre o mujer.

Tres niños son suficientes para nosotros. Cuando alguien me sugiere que deberíamos tratar de tener una niña, me enojo. Como si de alguna manera, mi familia no estuviera completa sin al menos uno de cada sexo.

¿Se imaginan si en verdad estuviéramos tratando de tener otro bebé? Las hormonas del embarazo probablemente me harían golpear a cualquiera que mirara a mis hijos y luego a mi vientre de embarazada y dijera: “Espero que sea una niña”.

Escuché comentarios así cuando estaba embarazada de mi tercer hijo y a veces quería responder con “Si no es una niña, ¿lo quieres? Porque sólo estoy teniendo un tercer hijo porque quiero que sea una niña” sólo para ver si esa respuesta hacía que se dieran cuenta de lo ridículos que eran sus comentarios.

Yo, por mi parte, no siento que me estoy perdiendo nada “sólo” por tener hijos, y no siento que necesito tener una niña.

Mis muchachos son increíbles. Y un poco locos a veces también. Pero me encantan y amo ser mamá de puros niños.

Mi familia está completa.

Original.

Puede interesarte