Por Candela Duato
8 diciembre, 2014

large-5-1

Cada uno de nosotros se ha sentido solo y destrozado al menos una vez en nuestras vidas. En estos momentos, tenemos una gran necesidad de apoyo y de calidez de contacto humano. Pero, ¿qué hacer si no hay nadie alrededor que pueda abrazarte? Parece que existe un servicio que puede satisfacer esta necesidad.

Samantha Hess de Portland, Oregon, ha abierto una “tienda de mimos profesional”, en donde los clientes pueden pagar $60 por hora para recibir “el nivel de contacto humano que queremos o necesitamos para ser nuestra versión más optima”. La tienda se llama Acurrúcate Conmigo y es el primer -y actualmente el único- proveedor de servicios de regaloneo profesionales en Portland.

Puedes pensar: “¿Quién pagaría $60 la hora por una abrazo?” Pero aparentemente el negocio de Hess ya es extremadamente popular.

“Este negocio ha prosperado,” le dijo Hess a Fox 12. “He recibido alrededor de 10.000 emails en una semana.

large-4

A Hess se le ocurrió este concepto cuando estaba pasando por tiempos difíciles en su propia vida. “Estaba en un lugar en el que pensaba que pagarle a alguien por abrazarme sin tener ninguna intención oculta no era una mala idea en lo absoluto”, explica. “Pensé: ¿Por qué esto no puede ser algo a lo que podamos acceder fácilmente y sintiéndonos seguros?”

Las sesiones de una hora son personalizadas de acuerdo al nivel de comodidad de cada cliente y aparte de una variedad de diferentes posiciones para acurrucarse, también puede incluir cariño en el cabello y tomarse de las manos. En caso de que alguien no quiera ser tocado, la tienda de regaloneo también ofrece sesiones que solo involucran sentarse y leer.

Antes de abrir el negocio, Samantha se acurrucaba con sus clientes en sus propias casas. Ahora, la demanda por sus servicios ha aumentado drásticamente, y su estudio tiene cuatro dormitorios personalizados, y emplea a otras tres personas para acurrucarse también, además de ella misma.

large-8

Hess enfatiza que su negocio no es por ningún motivo ‘orientado a adultos’, sino que en lugar de eso es ‘orientado a familias’: “Las personas siempre creen que hay un nivel superior, servicios adicionales que podemos entregar, pero esto no es cierto”.

A juzgar por los testimonios en la página web de la tienda, Cuddle Up To Me, las personas parecen estar muy satisfechas y motivadas por estos servicios.

Nuestro tiempo de cariños me dio una perspectiva distinta de la vida. No tenía idea de lo que me estaba perdiendo. Ahora soy un fanático número uno, y no puedo esperar para la próxima sesión. Ella es una excelente motivadora, amable y sensible”, escribe Steve, de Vancouver.

Entonces, ¿qué piensan? ¿Lo harían? 

Visto en The mind unleashed.

Puede interesarte