Por Andrea Araya Moya
14 abril, 2015

 En serio, no deberías considerarlo como una dieta. 

Hace algunos años, a mi mejor amiga le diagnosticaron intolerancia al gluten, más conocido como la enfermedad celíaca. Después de un tiempo en el que pasó evitando comer pastas, pan, o hasta cerveza, pudo notar que algo no funcionaba.

Mientras tanto, yo veía cómo se frustraba porque ya no podríamos tener esa tarde de pizzas o comer pasta los fines de semana. Lo peor era cuando la acompañaba al supermercado a comprar. Se enojaba cuando recordaba que no podía comer lo mismo de siempre y, la mayoría de las veces, salíamos del lugar con un par de productos, pues ella no aguantaba la frustración y sólo quería irse a casa.

Eso le pasó a ella, pero estoy segura de que no es la única que se sintió frustrada luego de ser diagnosticada con la enfermedad celíaca.

celiac1Fuente: We Heart It

Lo más probable es que, luego de que hayas comenzado tu nuevo régimen de alimentación hayas tenido que soportar las típicas preguntas de gente que piensa que sigues alguna especie de dieta y que comenzarás a bajar constantemente de peso. De hecho, algunos creen que “desaparecerás” si sigues comiendo así.

En realidad, para todos aquellos que no entienden bien la intolerancia al gluten; no, no es una dieta, no te hará más delgada tampoco. En realidad, no todos los alimentos libres de gluten son adelgazantes. Así que, si planeas bajar de peso, no dejes de consumir gluten sólo porque sí. Haz una dieta y ejercicio, eso es lo mejor.

La enfermedad celíaca es un desorden autoinmune que puede ser peligroso, pero la gente no toma esto en serio. La mayoría cree que es simplemente una dieta que sigues para poder bajar de peso, y no es así. De hecho, para un celíaco, no respetar un régimen libre de gluten puede provocar que la enfermedad empeore y se convierta hasta en cáncer.

celiac5Fuente: We Heart It

Lo primero que debes hacer si te diagnostican una intolerancia al gluten es aceptarlo. Es muy importante que lo hagas, pues es tu salud la que está en juego, y sólo tú tienes el poder de cuidarte. Existen muchos libros que te explican lo que es la enfermedad y qué alimentos son saludables para ti; no creas completamente en los consejos que te dan los demás. Edúcate a ti misma, ve con un médico y cuídate.

Además, otra alternativa es que aprendas a cocinar tus propias comidas. Verás que hasta tus platos serán más ricos y te sentirás aún más motivada para enfrentar la enfermedad. Tus amigos amarán comer contigo y disfrutar de tus creaciones.

celiac4Fuente: We Heart It

La peor parte de tener intolerancia al gluten es que debes explicarle a todo aquel que se cruce por tu camino de qué se trata tu enfermedad, qué debes comer, cómo lo haces para sobrevivir, o hablar constantemente sobre el tema. Hay libros, información, fundaciones, programas de televisión, entre otros, que explican todos los detalles de esta enfermedad, no es necesario tener que estar interrogando a un celíaco cada vez que te lo topes, para ellos es muy molesto y un poco frustrante.

Verás, si preguntas, muchos te dirán que esta enfermedad los hizo más fuertes, inteligentes, divertidos y con una nueva perspectiva sobre la vida. No creas que odian su vida o que morirán pronto, pues los celíacos sí que saben cómo cuidarse.

Te lo aseguro.

Puede interesarte