Disfrutar tu vida es el mejor regalo que te puedes hacer a ti misma.

Nuestro estado de ánimo afecta nuestra salud. Cuando creemos que nuestra vida da pésimo debemos cambiar el enfoque. Y, aunque sí, habrán siempre cosas que podrían ir mejor, centrarnos en las cosas que nos hacen felices, para estar más saludables ¡por dentro y por fuera!

Es solo cosa de abrir nuestros ojos a lo que tenemos en frente. Las posibilidades de tener una mejor vida son muchas y son gratis. No es bajar nuestras expectativas, podemos seguir deseando vivir en otro país o tener un mejor trabajo, pero no volvamos de esto un anhelo que nos quita la energía y no nos deja dormir. Céntrate, en el día a día, en aquello que sí te hará feliz:

Captura-de-pantalla-2015-05-29-a-las-18.59.24

@vanellimelli.

1. Lo más importante es sonreír

Ya, sabemos que no debes forzar una sonrisa. ¡Pero tampoco la tienes que reprimir! Siéntente libre de hacerlo cada vez que lo quieras, no te avergüences porque estás caminando por la calle y escuchaste algo o tuviste un recuerdo y te hizo esbozar una sonrisa, ¡solo déjala ser! Mientras más lo haces, más alegría sentirás en general y esto te conecta contigo y con el resto, pues siempre es bienvenida una sonrisa para un extraño o algún colega. ¡Esparce alegría!

Por lo mismo, también ríete. Disfruta esos momentos en que te ríes sin poder parar. De hecho, es bastante bueno: cada vez que te ríes, aumentas la calidad de tu salud.

Captura-de-pantalla-2015-05-29-a-las-18.59.35

María Pombo.

 2. Da y recibe amor

El cariño en todas sus formas, es una de las mejores cosas de la vida. Pienso en eso y ya me siento mucho mejor.

 Si te sientes muy sola y crees que no tienes nadie que te ame, piénsalo dos veces. También ama lo que te rodea: tu trabajo, la naturaleza, algunas canciones de tu artista favorito o una buena novela por leer. Ten sensaciones. No te cierres a la emoción. Profesar y sentir amor enriquece nuestra vida.

Captura-de-pantalla-2015-05-29-a-las-18.59.12

@nerea.alos.

3. Recuerda lo bello que te ha pasado

No se trata de vivir el pasado, sino que, cuando se de la oportunidad, disfruta de recordar aquellas cosas que te han hecho feliz. Pueden ser pequeños detalles, o algún cumpleaños, una fecha especial, cuando te graduaste o cada ocasión que te reúnes con tus seres queridos. Esto es totalmente sano, además que baja tus niveles de soledad y ansiedad. Te invitamos a que puedas aceptar estos momentos y evocarlos, o llena tus espacios de fotografías de estas ocasiones, para que siempre te sientas mejor y más motivada.

Captura-de-pantalla-2015-05-29-a-las-18.59.29

@mariapombo.

4. ¡Llénate de abrazos!

¿Hay alguna cosa mejor que recibir un apretado abrazo de quien quieres? ¡Difícil! Es una sensación muy reconfortante. Incluso, no siempre debe ser de alguien cercano. Puede que estés pasando un mal día en la universidad o en el trabajo y que un compañero/a se acerque a ti y te abrace, realmente no tiene precio.Siempre te hará sentir mejor, tanto así, que las investigaciones han demostrado que baja la presión arterial, cuidado a tu corazón. No te cierres al amor. ¡Ve a dar abrazos!

Captura-de-pantalla-2015-05-29-a-las-18.59.48

@noel.alva.

5. Disfruta a tus amigos y familia

Lo mejor de cambiar tu enfoque y alegrar tu percepción de la vida, es que es gratuito y nada se le compara. En especial a poder llevar a cabo todos los puntos anteriores, estando con quienes más adoras. Juntarte con tus amigos y con tu familia siempre es genial. Puede que estés totalmente cansada, pero aún así sabes que te sacarán una sonrisa y tendrás más de un buen recuerdo que guardar de cada ocasión. Es inigualable, y disfrutar de esto mejora tu ánimo y los estudios dicen que tendría incidencia con tu longevidad. ¡Alarga tu vida para poder ver más a quienes quieres!

Captura-de-pantalla-2015-05-29-a-las-18.59.41

@alanabeale.

Puede interesarte