Por Candela Duato
1 diciembre, 2014

iStock_000050683252_Large

Eres increíble, lo sabes, ¿cierto? Eres bonita, fuerte, segura, despreocupada, apasionada e independiente, lo que te distingue de la elegancia convencional. No eres una damisela desamparada ni menos una princesita mimada. Tú elegiste estar sola en vez de intentar volver a amar porque te asusta que te rompan el corazón nuevamente. Mucha gente sigue diciéndote—en verdad, intentando convencerte— que vuelvas al mundo de las citas y que disfrutes el juego, porque has estado vagando por el camino de la independencia por mucho tiempo y alguien necesita sacarte de ahí.

No lo tomes a mal. Todos necesitan aprender a ser independientes. Darte tu tiempo para estar sola es sano, ¿pero una vida completamente solitaria? Bueno, eso es una historia distinta.

Es genial —admirable, quizás— que puedas salir a comer sola a un restaurante, ir al cine sola o irte a tu casa sola en las noches. Ves esto como una de tus más fuertes características, pero en realidad, es totalmente lo opuesto. Te acostumbraste a estar sola y a sucumbir en tu propio charco de soledad, así que cuando alguien intenta salvarte del ahogo, lo rechazas. 

iStock_000051251938_Large

Has pasado por una ruptura muy dolorosa y tu corazón se ha roto miles de veces, es por eso que te has esforzado tanto para mantener la guardia alta y mostrarle a todo el mundo lo fuerte que eres. Te levantas rápidamente después de una aterradora caída. Le demuestras a la gente que te rodea que los problemas se deben enfrentar, no temer.

Lo admito. No necesitas a alguien que te compre cosas ni que te lleve a lugares lindos. Eso lo puedes hacer por ti misma. Pero ciertamente necesitas a alguien que esté ahí para ti cuando tus zapatos te fallen, cuando estén muy cansados de patear tantos traseros o de pisotear a los idiotas. Algún día conocerás a alguien cuyos brazos estarán siempre dispuestos a ayudarte, porque tú no podrás cargar con esa mochila y todo ese peso sola. Alguien cuyos ojos verán la belleza en ti a pesar del sudor, la suciedad y las ojeras que has acumulado.

Alguien que sepa que estás acostumbrada a estar sola, pero a pesar de todos tus esfuerzos por rechazarlo, nunca se vaya. Ellos logran entrar y rodear tu vida, te cargan cuando estás cansada, te hacen reír luego de un largo día de trabajo, y te entienden cuando te pones testaruda.

iStock_000051070202_Large

Cuando conozcas a alguien que haga y sea todo esto para ti, no corras. Toma esa oportunidad, acepta el desafío de enamorarte otra vez. Aprovecha esa instancia para ser genuinamente feliz.

No puedes estar sola para siempre. No puedes escapar del amor y quedarte en esa zona de comodidad eternamente. Debes salir a las canchas, enamorarte, desenamorarte, romper tu corazón un millón de veces más. Eres una chica fuerte, ¿por qué dejarías que el miedo te consuma? 

Sé que amas tu vida tal cual es, pero te aseguro que será mejor cuando tengas a alguien con quien compartir tus logros. Querida, tener a alguien especial en tu vida no significa dejar de lado tu independencia. Ellos llegan a tu vida para guiarte, inspirarte para trabajar duro, y consolarte cuando estás al borde del colapso. Necesitas a alguien no porque sea una norma social o porque todo el mundo lo tenga, sino porque la vida se trata de eso, de una unión entre dos personas y de compartir victorias que no son solo tuyas, sino que de ustedes.

Juntos.

Visto en Thought Catalog.

Te puede interesar