Por Teresa Donoso
29 abril, 2015

Hoy quiero hablarles desde la perspectiva de los padres.

Les quiero dar las gracias, porque sé que no ha sido sencillo. Como padres, hemos intentado darles todo a los dos, pero sé que ha habido ocasiones en las que, aunque no lo digan, han notado las diferencias. Sé que no dicen nada porque saben que es algo natural, que no significa que los queramos menos ni que les prestemos atención. Ustedes mismos son los más grandes defensores de sus hermanos y hermanas, de sus capacidades especiales, de sus distintas necesidades y de la atención que se les debe poner.

381
Fuente: We Heart It  

Puede que quizás hayan comenzado a sentir que se han perdido de cosas por su hermanito o hermanita, y aunque antes no importaba tanto, se ha convertido en una historia un poco repetitiva en esta ocasión. Comienzan a crecer y es algo que entienden, pero que los ha afectado de una u otra forma. Crecer con este hermanito o hermanita tan especial también los ha afectado a ustedes de una u otra forma. No se sientan mal de que use la palabra «afectado,» estoy segura que mamá o papá pueden explicarles que no tiene un contexto negativo en sí misma, que sólo significa que ha tenido un impacto, que ha cambiado sus vidas para siempre.

384
Fuente: We Heart It

Queremos que sepan que aunque parece que tu hermanito o hermanita demanda toda nuestra atención, te seguimos viendo. Te vemos cuando juegas en tu habitación, cuando vienes a la sala a contarnos todo lo que has aprendido. Te miramos con los ojos del alma cuando te vemos hacer una buena acción, cuando te vemos ser generoso o honesto.

Queremos que sepas que bajo ninguna circunstancia te has transformado en un niño invisible para nosotros y que nos duele el corazón el sólo pensar en la posibilidad de que te sientas de esta manera. Eres tan importante, tan invaluable en nuestras vidas, que ni tu hermanito ni nosotros sabemos donde estaríamos de no ser por ti.

383
Fuente: We Heart It

Es posible que nos hubiese gustado que las cosas fueran diferentes, pero ya hemos aprendido que de nada sirve lamentarse o querer vivir una vida que ya no fue, que preferimos celebrar y amarnos en la vida que ya tenemos hoy en día.

Te hemos visto enfrentarte a los niños del colegio que lo molestaban, te hemos visto tener miedo pero hacerlo de cualquier forma porque no era una opción. Gracias a tus ejemplos has comenzado a cambiar y a hacer pensar a quienes te rodean y te lo agradecemos.

382
Fuente: We Heart It

Nuestro amor por ti es infinito, donde sea que te encuentres e independiente de la familia en la que hayas nacido.

Le damos gracias a la vida por haber tenido la suerte de recibir tu amor en nuestra familia.

Puede interesarte