Por Valentinne Rudolphy
18 marzo, 2015

No queremos una plaga en cada hogar, solo por tener contacto con tus pequeños. Con cariño.

Escrito originalmente por Julie Walsh para Scary Mommy.

Para la persona que piensa que está bien ir con su hijo enfermo:

– De compras al supermercado.

– Ir a la librería.

– Ir al colegio.

– Ir a la práctica de deporte.

– Ir a la sala de juego de niños.

– Ir a la casa de un amigo o invitar amigos a tu casa.

Hagamos un poco de matemáticas: ¿hace cuánto está tu hijo enfermo? ¿una semana? Multipliquemos eso por la cantidad de hijos que tengo – que son cuatro. Eso significa un mes completo de enfermedad en la familia.

sick-kids

Ahora, súmale dos o más semanas a eso, porque no existe posibilidad de que mi marido y yo salgamos vivos de esto, luego de que te tosen y estornudan encima, por la cantidad de mocos alrededor y la incubación de bichos cada noche, ya que lo normal es que nuestro hijo enfermo se pase a dormir a nuestra cama. Esto llega a un mes y medio.

Exactamente, seis semanas completas sin dormir, una casa completa presa de la miseria porque no esperaste que un par de días que tu hijo dejara de ser contagioso.

Ah, y con la calculadora, puedes multiplicar todo eso por dos, porque luego de que todo esto termina de circular por mi familia, mi primer hijo vuelve a enfermar. Eso es 12 semanas mis amigos, tres agotadores y contagiosos meses sin dormir.

Eso es casi una temporada completa. El invierno completo. Listo.

sick2

Ahora, si estoy siendo honesta, no siempre pasan las cosas así. A veces es más largo y otras veces más corto, todo dependerá del virus en particular y su periodo de incubación. Pero la fórmula matemática es certera.

¿Podemos todos acordar que no estamos de acuerdo? Por favor. No necesito de su ayuda para fortalecer el sistema inmune de mis hijos.

Solo mantengan sus hijos enfermos en casa, y prometo que haré lo mismo.

Visto en Scary Mommy & Imágenes de We Heart It.

Puede interesarte