Por Andrea Araya Moya
14 abril, 2015

Todos nos merecemos amor propio. Es lo mínimo. 

Nadie tiene un manual que explique cómo debes amarte a ti misma. Es una tarea diaria que siempre será difícil. Nos gastamos la vida tratando de lidiar y convivir  con nosotros mismos en cada momento y aprendemos a conocernos frente las situaciones que nos presenta la vida.

Lo más complicado de todo es aprender a cómo amarnos a nosotros mismos. Buscamos ese tipo de amor en otras personas o cualquier otro tipo de validación social, pero lo que no sabemos es que, en realidad, ese tipo de amor sólo puede nacer desde nosotros mismos. No existe otro lugar donde podamos encontrarlo, es prácticamente imposible.

Vivimos quejándonos de aquellas cosas que no nos gustan de nuestro cuerpo o personalidad. Que mi espalda es demasiado ancha, que mis piernas son muy delgadas, que mi pelo es imposible de controlar, entre otras.

self1Fuente: We Heart It

Nada nos satisface completamente y es eso mismo lo que le transmitimos al resto de las personas que nos conocen. Probablemente, que odies tus piernas provoque que el resto también piense que no son lindas, y es simplemente por la imagen de ti misma que irradias frente a los demás.

Lo mismo pasa cuando no te haces respetar en cualquier tipo de relación que tengas. Si no te quieres y respetas a ti misma es imposible que alguien más lo haga, pues no sabrá exactamente que aquello que, para el resto es malo, para ti también lo sea. Lo único que lograrás es vivir en una relación o círculo social que no te haga feliz y que sólo incremente tu incomodidad y odio a lo que en verdad eres.

Quítate esa idea de la cabeza de que no eres suficiente para el mundo, pues, la verdad, sí lo eres. Probablemente creas que eres insignificante, pero lo cierto es que tienes un papel fundamental en este mundo y nadie más puede reemplazarte.

self3Fuente: We Heart It

Todos cometemos errores y tenemos defectos, pero es importante que aprendamos a querernos y a mejorar esas falencias, pues, si no te amas a ti misma es imposible que puedas crecer y evolucionar como persona. Verás, ese pequeño rencor que sientes por ti es como un obstáculo que no te permite llegar a la luz, nunca lograrás tus objetivos si no crees plenamente en tus capacidades y te esfuerzas cada día por alcanzar tus sueños, nunca.

Es claro que el camino hacia el amor propio no es fácil, cometemos errores, pensamos las peores cosas y hasta somos los más egoístas con nosotros mismos. Una parte fundamental de quererse a sí mismo es aprender a estar tranquilos al creer que en realidad no tenemos idea sobre el amor propio. No aprenderás automáticamente.

self2Fuente: We Heart It

No serás una excelente pareja de forma innata, aprenderás a hacerlo, y lo más probable es que cueste, pero no por esto debes bajar los brazos y rendirte. Debes aprender de los errores y de las características que vas capturando a través del tiempo. Todos estamos en ese camino, te lo aseguro. Aprendemos día a día, equivocándonos, haciendo, mirando y, lo más importante, viviendo.

A veces te darán ganas de rendirte, pero no debes hacerlo. No existe nadie igual de maravilloso que tú en este mundo. Tienes características y virtudes propias que siempre te harán especial, lo único que debes hacer es encontrar esa luz interior y hacerla brillar lo que más puedas.

Mírate en el espejo, sonríe, jamás te sentirás más maravillosa.

Puede interesarte