Por Pilar Navarro
3 octubre, 2014

Terminar una relación en buenos términos es poco realista. Piensa: si los dos hubiesen encontrado la forma de convivir en “buenos” términos, probablemente no habrían terminado en primer lugar.

Una pareja se parece a un film de Wes Anderson: lo amas o lo odias, y con el paso del tiempo, simplemente dices “ya no me importa”, y aceptas el hecho de que gastaste tu dinero.

En otras palabras, las relaciones tienen una tendencia a empezar con amor y terminar con odio. No estoy del todo seguro de por qué esto es el caso, pero es simplemente la naturaleza de las cosas.

Las relaciones son producto de intensas emociones. Estas emociones no se disuelven con el tiempo. Permanecen vagamente de distintas formas.  El amor y el odio son generalmente dos lados de la misma moneda o, en nuestro caso, de la misma emoción.

En teoría, seguir siendo amigos después de que una relación termina ardientemente, suena genial. Sin embargo, la aplicación en la vida real de este concepto prueba ser casi imposible. Mientras antes aceptes el hecho de que las llamas pasadas pertenecen allí, en el paso, más pronto empezarás a enfocarte en lo que es importante: El futuro.

Sin embargo, en caso de que tengas curiosidad, estas son las 10 razones por las que nunca podrás estar en buenos términos después de una ruptura.

10. Tienes relaciones con otras personas.

article-0-1162FCB5000005DC-730_634x544

Las cosas se vuelven, no lo sé, un poco incómodas cuando te das cuenta que ambos se están acostando con otras personas. Especialmente cuando tu ex-novio ahora te está buscando para “ir a tomar café” y “ponerse al día”.

Es como, solíamos hacer eso juntos, de forma exclusiva, durante los últimos dos años y medio – y ahora estamos aquí comiendo muffins, mintiendo acerca de lo felices que estamos por el otro.


9. Celos

Si subes 15 kilos, el gana. Por otro lado, si no lo aceptan en su universidad soñada, lo anotas en la columna de triunfos.

Los ex y los celos van juntos como Kanye West y su propio ego.


8. Se comunican solo a través de mensajes de textos ebrios

mensaje-de-texto

Es difícil construir cualquier tipo de amistad platónica cuando, cada sábado por la noche, tú y tu ex conversan por mensajes de texto, y luego la próxima mañana hacen como si nadie hubiese ocurrido.


7. Odias a tu ex

La mayoría del tiempo no necesitarás que tu ex te obligue a odiarlo. Empezarás a odiarlo de todas formas. Es simplemente la esencia misma de las rupturas.

No es por nada específico que ambos estén formalmente quitando al otro de sus vidas.


6. Pero aun así amas discretamente a tu ex

ex_boyfriend_back

Es difícil hacer cosas de amigos como ver películas y salir a tomar café cuando todavía estás enamorado de tu ex.

Si alguna vez quieres olvidar a tu ex, probablemente sería mejor dejar de verlo.


5. Estar en buenos términos significa que te importa, y que te importe significa que estás perdiendo

Herman Edwards lo dice, “juegas para ganar.” Si te importa, le estás asegurando a tu ex que te incomoda perderlo.  Vamos, no pierdas la calma.  Enfócate en ti misma, probablemente hace tiempo que no lo haces.

Si te preocupan los términos de tu relación ahora en pedazos, será una obsesión neurótica más que otra cosa.


4. Tienes a alguien nuevo en tu vida.

Emma-Watson-Matt-Janney

Una de las mejores formas de dejar atrás una mala relación es comenzar una nueva. Con suerte, tu nuevo amor reemplazará las viejas memorias contaminadas con memorias más nuevas y (ojalá) mejores.

Antes de que pase mucho tiempo, olvidarás los términos de las relaciones antiguas. Las relaciones que tienes ahora requieren que les prestes tanta atención que no te podrás preocupar de las anteriores.


3. Te distraen

Dada la cantidad de recuerdos que tienes con esa persona, realmente no es buena idea jugar con el prospecto de una amistad. Mientras que estar en malos términos no es lo mejor para nadie, los buenos términos siempre te darán ese atisbo de esperanza de que un futuro aún podría ser salvable.

Ese mismo atisbo de esperanza puede empezar a atormentarte e impedir relaciones futuras.


2. Cada conversación termina en un argumento

COUPLE-ARGUING

Cada conversación puede empezar con un “Hola, he estado pensando en ti, ¿cómo has estado?” Pero terminará de mala manera.

Es difícil hablar de cosas alegres cuando tú y tu ex todavía no se pueden poner de acuerdo en qué técnicamente constituye ser infiel (por ejemplo), y todas las conversaciones llevan a eso.


1. Simplemente quieres seguir adelante

Un ex siempre representará conflictos.  Quizás te permitiste amar a alguien porque estabas pasando por un momento difícil en tu vida, y desesperadamente necesitabas compañía.

Quizás esa persona dañó tu autoestima tanto que sentías que te asfixiaban durante el tiempo que pasaron juntos.  De cualquier forma, las relaciones terminan por algo, y no puedo insistir en esto lo suficiente.

Si realmente amas a alguien, y la valoras en tu vida, harás lo que sea para asegurar que se mantenga allí.  No siempre será fácil, y ciertamente requerirá esfuerzo, pero terminar una relación hace eso: termina una relación.  En ninguna parte de esa descripción se implican buenos términos. Es solo un final.

EX--Boyfriend

Con todos los finales debería venir un nuevo comienzo.  No alguien que querrá saber de tu vida después de estar meses fuera de tu vida.  Enfócate en las personas que importan hoy, no ayer.

Puede interesarte