Por Andrea Araya Moya
10 abril, 2015

Todavía está aprendiendo sobre el juego del amor.

Hay algo especial sobre saber que eres amado. Saber que alguien está constantemente pensando en ti y esperando verte puede, como explica Vica Bugrimenko, hacerte sonreír sin que la otra persona ni siquiera mueva un dedo.

Es la sensación más cálida del mundo y todos la anhelamos; es nuestra naturaleza humana. Nada se compara con un apasionado, loco e increíble amor, porque esas tres palabras pueden contener una inmensa cantidad de energía.

No obstante, podrías tener la relación más saludable del mundo y aún así estar tan expuesta a ser herido como el resto de los demás, si es que no incluso más. Aunque cada situación es diferente y algunos deciden perdonar, mientras que otros optan por abandonar, es probable que te enfrentes al menos con un momento desgarrador en cada relación.

first1 Fuente: We Heart It

A veces, estarás obligada a pensar en tu estado emocional sobre el potencial futuro de tu relación si es que ambos están sufriendo. Vas a tener que decidir sin ayuda si eres capaz de perdonar y aún más importante, olvidar.

“No puedes elegir si van a hacerte daño en este mundo, pero sí eliges quién te lo hace“- Bajo la misma estrella.

Hay factores interminables que flotan en la cabeza, como por ejemplo la cantidad de tiempo que han estado juntos, la cantidad de esfuerzo que has entregado, lo mucho que amas a tu pareja, lo mucho que él te ama a ti, la cantidad de errores cometidos, la cantidad de sonrisas y risas compartidas, y cuánto estás dispuesta a aguantar.

Es fácil quedarse atrapada en tus propios pensamientos sin tener en cuenta cómo se siente la otra persona. Sin embargo, una vez que te pones en los zapatos de tu pareja todo cambia. Es por esto que uno de los factores importantes que se deben considerar es si eres su primer amor o no.

 first2Fuente: We Heart It

Esto puede jugar un papel muy grande en tu cabeza y corazón, e instantáneamente se convierte en una carga un poco más ligera. He aquí el por qué:

Falta de experiencia

Cuando es tu segunda vez tienes mucha más experiencia que alguien que está experimentando las crudas emociones del amor por primera vez. Eres más cuidadosa, considerada y cautelosa con los movimientos que realizas.

Ya has experimentado el dolor real, especialmente con la trágica pérdida de tu primer amor, pero también has ganado una increíble comprensión sobre lo que se debe hacer o no. Tu pareja realmente no tiene idea de qué esperar, pero tú ya has sentido celos, éxtasis, angustia, ira y todo lo demás.

¿Cómo puedes exigirle a tu pareja que actúe con los mismos estándares que tú, cuando ya eres una experimentada jugadora y él es sólo un novato?

first8Fuente: We Heart It

La cláusula del mejor amigo

Puede que no hayan sido mejores amigos cuando empezaron a salir, pero si no lo son cuando están enamorados, entonces algo anda mal. Comparten secretos, bromas, sábanas, besos, recuerdos y pura felicidad; ¿quién quiere perder eso?

Te preocupas tanto por esta persona que, cuando mete la pata, estás en conflicto al no saber si quieres regañarla o guiarla. Claro, si la dejas, por supuesto que aprenderá la lección, pero si es algo que se puede superar, entonces podrías ahorrarte el dolor y ayudarla a transformarse en una persona mejor.

first3 Fuente: We Heart It

La ira hipócrita

A veces, quieres perdonar a tu pareja simplemente porque desearías que a ti te hubieran perdonado cuando cometiste un error similar. En la vasta experiencia y conocimiento que has adquirido de las relaciones, has hecho mucho daño y te has equivocado también.

Probablemente alguien te dejó después de que le hiciste daño y hubieras deseado tener una segunda oportunidad para hacer las cosas bien. Por lo tanto, piénsalo dos veces antes de abandonar a alguien: Es verdad, estás enojada y triste, pero también eres culpable de cometer el mismo error en algún momento de tu vida.

Tal vez no estés perdonando por las razones correctas, pero dejar ir algo en lugar de guardar rencor puede hacer que una relación sea mucho mejor a largo plazo. Esto no es aplicable a todas las situaciones, claro, ya que algunos errores duelen mucho más que otros, especialmente cuando son intencionales.

No te conformes con nada menos que lo que te mereces, pero si tu pareja tomó una decisión equivocada que no es tan grave, dale una oportunidad.

Verás que será mejor.

Puede interesarte