Por Francisco Armanet
19 octubre, 2016

Todo para hacer ver lo engañosas que pueden ser las apariencias.

Las redes sociales han creado un verdadero mundo paralelo y el ser humano lo ha agradecido desde un principio. Los aportes son tremendos y todos podríamos mencionar algunos con bastante facilidad: conectar a las personas, informar sobre distintos hechos, permitir el alcance a textos y videos académicos, entretener, y así, un sinfín de otros beneficios que sin internet hoy no existirían. Ahora bien, así como admitimos las cualidades propias de esta nueva era digital, también es necesario estar conscientes del lado más «oscuro» que subyace en ella. No hace falta nombrarlos todos, sin embargo, el que aparece de manera más evidente en plataformas como Instagram y Facebook, es la clara posibilidad de engañar a la persona que está al otro «lado» de la pantalla.

Cuentas falsas, información engañosa, tergiversación de la realidad, así como también fotografías bastante «mentirosas».

Claro, no es algo grave. Si yo me tomo una foto y, por esas increíbles sorpresas que ocurren sólo una vez en la vida, la imagen frente a mi ojos muestra a un hombre atractivo, claramente querré compartir esa fotografía con la gente, en vez de todas las otras que me he sacado alguna vez. No tiene nada de malo. Sin embargo, el punto que ha levantado Sara Puhto, una joven muy activa en el mundo de las redes sociales, es justamente lo fácil que resulta engañar a otras personas cuando uno publica algo en internet.

Ella es Sara Putho.

¿Quieres ver un ejemplo? Esta chica, para generar conciencia, se lo ha dado a las más de 18 mil personas que la siguen en Instagram.

Lo que hizo fue tomar dos fotos en un intervalo de 5 segundos de diferencia. Uno pensaría que no hay cambios, ¿no es así? Pues, ella señala que si las fotos son captadas desde dos ángulos distintos y modificando la posición corporal, los resultados pueden ser muy engañosos.

Esta fue la fotografía que compartió en su cuenta.

Instagram
Instagram

Los comentarios en la plataforma fueron inmediatos y todos creyeron que había bajado considerablemente de peso. Ella, como respuesta, dijo que nunca debemos confiarnos solamente por las apariencias. Porque claro está que son bastante engañosas.

¿Qué opinas sobre ella? ¿Te parece que el cambio es significativo?

Puede interesarte