Por Raúl Cobo
24 agosto, 2016

Coco era más que una simple simpatizante y colaboradora de los nazis, sino que se trataba de una agente numerada.

Al escuchar el nombre de Coco Chanel, de inmediato se nos vienen a la cabeza grandes colecciones de ropa, accesorios y perfumes. Los conceptos de elegancia y glamour parecen estar impregnados a su nombre. Pero al parecer, detrás de sus logros en la moda (que nadie puede discutir), se esconde una historia bastante gris y sin las tonalidades a los que nos tenía acostumbrada la francesa. Si eres una fanática de esta versatil diseñadora, te recomiendo no seguir leyendo este artículo, que bien podría cambiar tu percepción de ella.

14175418275837
elmundo.es

Quizás, para hablar de Coco Chanel es necesario comenzar desde lo que fue su infancia; una infancia precaria y durísima, tanto así que fue abandonada en un orfanato a los 11 años de edad luego de la muerte de su madre. Fue en ese orfanato, y bajo el cuidado de unas religiosas muy estrictas, donde Coco comenzó a sentir la necesidad de sentirse amada. La soledad era tal que en muchas ocasiones ella pensó en quitarse en la vida.

Coco-Chanel-Coco-Chanel-c-013
fashionindustrybroadcast.com

Con el paso de los años, Coco vio en el diseño un modo de sentirse parte de este mundo. Al mismo tiempo, ella fue cautivando una belleza que permitió que muchos cayeran a rendidos a sus pies.. ¡y ojo! que estamos hablando de hombres muy poderosos para la época, los mismos que solían invitarla a los cabaret más famosos de París. Poco a poco, Coco fue conociendo la noche y la bohemia parisina, acercándose al mundo del espectáculo y las artes. Fue así, como influenciada por el movimiento cultural de  la Belle Epoque, que ella empezó a diseñar sus primeros sombreros, los cuales eran financiados y puestos en las tiendas de Capel: un miembro rico de la clase alta inglesa, quien además le compró a Coco un apartamento en pleno París.

coco madrid
Agencia EFE

El resto ya es historia conocida: Coco Chanel se convirtió en la diseñadora de moda más influyente de todos los tiempos, además de innovar con sus accesorios, joyas, bolsos y sobre todo perfumes.

Pero la verdad es que no hablaremos de esa parte de su historia, sino que de esos años que ella siempre quiso mantener en secreto: 

Su relación con los nazis…

2ca5207149bb90137e772b3d66d75e29
Fotografía de Richard Avedon

Recientemente y gracias a una biografía de nombre “Durmiendo con el enemigo: la guerra secreta de Coco Chanel”, escrita por el historiador estadounidense Hal Vaughan, se mencionó algo que era un secreto a voces: Coco Chanel fue una espía de los nazis y su alias era Westminster.

Según el escritor, Coco estuvo identificada con el número F-7124 y además sostiene que Coco era más que una simple simpatizante y colaboradora de los nazis, sino que se trataba de una agente numerada que trabajaba para la Abwehr, la agencia de inteligencia militar alemana.

Picture-51
messynessychic.com

Tal parece, que a lo largo de la II Guerra Mundial, la emblemática diseñadora francesa habría concretado misiones de inteligencia en Madrid y Berlín junto a su amante, el oficial Hans Gunter von Dinklage; algunas de ellas en nombre del general de las SS Walter Schellenberg, mano derecha del comandante en jefe de ese entonces, Heinrich Himmler.

chanel-and-hans-gunther-von-dincklage
Coco Chanel y su amante Hans Gunter von Dinklage /dailymail.co.uk

Si bien no podemos certificar del todo esa información, no se trataría de algo extraño en Coco Chanel, de quien se ha dicho que desde pequeña presentaba una obsesiva tendencia antisemita.

Al mismo tiempo, Coco utilizó su posición de espía nazi para recibir favores, como la liberación de su sobrino de un campo militar o “arrebatarle” el control de su marca de perfumes a sus socios judíos, que se tuvieron que exiliar en Estados Unidos durante la guerra.

coco-chanel2
Coco Chanel

Las revelaciones de esta singular historia de espionaje, que se mantuvo oculta durante seis décadas, provocó la reacción de la firma francesa. A través de un comunicado, la casa Chanel admite que hay muchas versiones sobre la actuación de la diseñadora en la guerra, pero argumenta que en realidad lo único que hizo es aprovechar su “relación de amistad” con el primer ministro británico Winston Churchill “para actuar como intermediaria entre los aliados y los alemanes , con vistas a un acuerdo de paz

1383165203_gabrielle_chanel
Coco Chanel

La empresa niega, además, el supuesto antisemitismo de Coco Chanel, alegando que en su círculo íntimo había personas de origen judío. Entre ellas cita a la familia Rothschild, el fotógrafo Irving Penn y el escritor Joseph Kessel.

Finalmente, la célebre diseñadora, que protagonizó numerosas biografías y películas, murió en 1971 en París, ciudad a la que regresó a los 71 años –después de nueve años de exilio en Suiza– para resucitar su reputación y reinventar la marca con la que revolucionó el mundo de la moda.

¿Qué te pareció esta historia?

Puede interesarte