Por Andrea Araya Moya
19 septiembre, 2016

¿Las tienes?

Construir una relación de pareja duradera y fuerte toma tiempo y, sobre todo, esfuerzo. Es importante conquistarse a diario y estar con tu pareja en las buenas y en las malas, pues así la confianza entre ambos aumenta y el lazo que los une se hace inquebrantable. Sin embargo, a veces no todo es tan difícil, pues según la ciencia una relación duradera, como la que quieres lograr, sólo necesita dos cualidades más sencillas de lo que imaginas. 

Lo cierto es que un grupo de científicos descubrió que las cualidades que requiere una relación duradera son más que nada la bondad y la generosidad. ¡Sí, tal como leíste! Ahora, ¿cómo llegaron a esto? Reunieron a un grupo de parejas y les pusieron electrodos. Luego les hicieron preguntas sobre sus relaciones y algunos detalles o algún conflicto que hayan tenido con su pareja. Lo que los electrodos iban mostrando era el flujo sanguíneo, la presión arterial, el sudor y la frecuencia cardíaca. Posteriormente estudiaron a las parejas por 6 años más para ver si seguían estando juntas.

Además, los científicos dividieron a las parejas en dos categorías; los maestros, que seguían juntos y felices, y los desastres, que habían terminado o no eran felices.  Durante las entrevistas los científicos notaron que los desastres se veían calmados, pero su fisiología decía lo contrario, pues su corazón latía rápido y sudaban, tal como si estuvieran bajo presión o sintiendo mucho miedo. Mientras tanto, los maestros tenían una actitud y fisiología más calmada. 

Así fue como el psicólogo John Gottman determinó que la bondad y la generosidad es la que une a las parejas, unida con la estabilidad emocional, pues aquellas parejas que son felices se sienten bien consigo mismas y estando al lado de la persona que aman. Y tienen la confianza de decir qué les molesta sin sentir temor o angustia.

«Mostrar bondad no solo se resume en no expresar tus emociones negativas, esta cualidad te da la oportunidad de elegir una manera para expresar tu enojo. Así, puedes atacar a tu pareja cuando estás enojado o explicarle tranquilamente qué te lastimó en detalle y por qué estás enojado. La segunda manera es mucho mejor»

-Julie Gottman

Y tú, ¿tienes esas cualidades con tu pareja?

Puede interesarte