Por Candela Duato
18 marzo, 2015

Cuando tratas de negar aquello que sientes por temor a ser herida.

Vivimos en un momento en el que el amor se considera algo para débiles. Desde el comienzo mismo de una relación, nos da miedo demostrarle a la otra persona cuánto nos importa. Nos han enseñado a esconder todo sentimiento, porque tenemos un miedo enorme a la vulnerabilidad.

Todos los seres humanos temen el rechazo, o ser condenado como “el débil”, así que hacemos prácticamente cualquier cosa para evitarlo.

Pero, ¿desde cuándo la demostración de amor o afección comenzó a significar que eres débil? Necesitamos tomar esta forma de pensar y pisotearla. Necesitamos empezar a expresarnos sin el temor del juicio o la vergüenza.

pareja24

He notado que a lo largo de mi vida, tan pronto como comienzo a desarrollar sentimientos por alguien, automáticamente los reprimo. Y esto sucede porque me siento demasiado insegura acerca de los sentimientos de la otra persona.

Lo peor es que NUNCA me enteraré si los sentimientos son recíprocos. La mayoría de nosotros nunca lo sabrá. ¿Por qué? Nos rehusamos a hablar del tema.

Ignoramos totalmente el hecho de que esta persona delante de nosotros nos importa. Nos convencemos a nosotros mismos de que él o ella no se siente de la misma manera. Una y otra vez en nuestras cabezas, nos decimos: “él o ella no quiere tener nada conmigo».

teacher2

La parte irónica es que la otra persona probablemente esta pensando justamente la misma cosa.

Ambos son demasiado orgullosos para dejar que el otro se entere de tus sentimientos, así que se quedan en esa extraña situación de no saber en que están. Automáticamente asumimos que demostrar cuánto nos importa alguien, nos va a dejar como alguien pegajoso u obsesivo, y finalmente alejamos a la persona que queremos tener más cerca.

Así que escúchame: No hay nada cobarde en ser honesto y abierto con respecto a cómo te sientes. Y si estás pensando «es que no quiero arruinar lo que tengo ahora por mezclar sentimientos», ERROR. No minimices tus sentimientos para no dificultarle la vida a alguien más. Facilítatela a ti. Si esa persona es alguien que siente lo mismo por ti y que merece la pena, expresar tus sentimientos no será ninguna complicación.

Sé valiente.

Puede interesarte