Por Lolita Cuevas-Avendaño
15 septiembre, 2016

Que nada te detenga.

Britney Vest, de 29 años de edad, tenía una relación que parecía muy sana y común. Pero cuando su novio de aquel entonces comenzó a cuestionarse la «belleza» de su aspecto, ella comenzó a intimidarse, a sentirse humillada y a esconder su cuerpo. Las críticas aumentaban cada vez que el chico le hacía (hirientes) comentarios, hasta llegar al punto de que le dijo que debía «necesitaba» bajar de peso.

Britney ha estado luchado con el colesterol alto desde que tenía tan sólo 2 años de edad, y siempre ha tenido problemas para controlar su peso.

captura-de-pantalla-2016-09-15-a-las-1-47-52-p-m
Blog de Britney

Desde que nació, ha sido parte de la categoría de sobrepeso. Es la mayor de 4 hermano y su alimentación nunca había sido la mejor. Aunque su madre les preparaba cocina casera cuatro noches a la semana, el resto pedía comida rápida para cenar.

A los 8 años su sobrepeso se convirtió en una amenaza para su salud y cuando se graduó de la universidad pesaba 111 kilos.

Una gran parte del aumento de peso que ganó durante sus años de estudio, se debió a que consumía mucha comida chatarra de la que circula por todos el campus. Era una locura en cuanto a comida. Su familia la alentaba a bajar de peso por su propia salud y bienestar, pero ella se negó porque siempre había estado feliz con su cuerpo, con lo que sus consejos no significaron nada en su vida. 

Fueron los feroces comentarios de su ex novio los que la lastimaron y la orillaron a adelgazar. Colateralmente, Britney vio una oportunidad para comenzar su propio negocio a partir del momento en que decidió adelgazar.

img_18941-624x328-2
Blog de Britney

Britney insiste que las palabras de su exnovio no estaban destinadas a hacerle daño, sino que reflejaban su deseo de que pudiera cambiar su estilo de vida que no era saludable.

Hard work pays off, I promise you! #transformationtuesday #weightloss #weightlossjourney #fitfam #fitspo

A photo posted by Ⓑⓡⓘⓣⓝⓔⓨ NCSF PT (@fittybritttty) on

Sus palabras le abrieron los ojos y le hicieron ver que, en realidad, ella misma ya no se sentía conforme con su apariencia. el mismo día que tuvieron esa conversación, terminaron el noviazgo lo que la sumió en la depresión.

Una vez que se recuperó de la ruptura, Britney estaba decidida a adelgazar. Se inscribió en un programa para bajar de peso y su abuela estuvo dispuesta a pagar por una cirugía que le redujera el estómago y continuar con el programa.

Abrió su propio blog de fitness en e que cuenta a detalle los pasos que siguió para cumplir su objetivo. Ahora es es su negocio principal.

Además, los seguidores en su cuenta de Instagram aumentan cada día. Con esto demostró que todo lo que te propongas será posible, si te aferras a cumplirlo y a hacerlo realidad. Todo comenzó con las críticas de su novio, pero al final, eligió sentirse y verse como ella quería. 

¿Te atreverías a intentarlo?

Puede interesarte